El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo que está "muy preocupado" por la crisis financiera griega y su impacto en las economías europeas y en la de su país, en una entrevista a un canal de televisión ruso difundida el sábado.

"Estoy muy preocupado por lo que está pasando en Europa", dijo Obama al canal ruso Rossiya en una entrevista realizada el jueves en la Casa Blanca.

"Pero creo que es un tema que los europeos reconocen que es muy serio. Grecia está adoptando algunas medidas muy difíciles, al menos han implementado un plan que implica medidas difíciles.

El jueves, el Parlamento griego aprobó medidas de austeridad sin precedentes, abriendo así la vía a una ayuda masiva de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Temiendo un contagio de la crisis, los jefes de Estado y de Gobierno aprobaron luego un plan de préstamos de 110.000 millones de euros en tres años, 80.000 millones financiados por los socios de la zona euro y el resto por el FMI.

"Si podemos estabilizar Europa eso será bueno para Estados Unidos y eso será bueno para Rusia también", dijo Obama, destacando que la crisis griega y el impacto que tiene sobre los mercados mundiales son "serias amenazas" para Estados Unidos.

El mercado bursátil terminó en baja el viernes, en medio de temores de contagio de la crisis griega a otros países de la zona euro.

La Comisión Europea trabajaba el sábado a toda máquina para que los detalles del fondo decidido por la cumbre de crisis de la Eurozona, que sesionó hasta pasada la medianoche del viernes, se conozcan antes de la apertura de los mercados financieros el lunes.

/doch