El presidente estadounidense, Barack Obama, instó a las empresas a "acelerar el paso" y a contratar, presionando a los bancos y a otras corporaciones a hacer más para ayudar a una economía que, según afirmó, le tomará "varios años" en recuperarse completamente.

En un encuentro público realizado el miércoles por el canal de televisión CBS News, Obama dijo que el débil mercado de la vivienda y los altos precios de la gasolina eran los principales "vientos en contra" que afectaban a la economía.

"Hemos tenido mucho más trabajo para lograr que las empresas inviertan y contraten", afirmó a la audiencia en declaraciones destacadas emitidas el jueves.

"Nos va a tomar varios años conseguir que volvamos a estar donde debemos estar", agregó.

La fuerza de la economía estadounidense probablemente sea el principal factor que determine si Obama logrará la reelección en los comicios presidenciales del próximo año.

El mandatario indicó que las empresas y bancos que recogieron los beneficios de las extraordinarias medidas aplicadas para sacar al país de una profunda recesión tenían ahora la responsabilidad de invertir grandes sumas de dinero en empleos para el país.

"Es tiempo de que las compañías aceleren (la inversión)", indicó Obama.

"Los contribuyentes estadounidenses colaboraron el proceso de estabilizar la economía. Las compañías se beneficiaron de eso y están ganando mucho dinero, y ahora es momento de que ellos comiencen a apostar por los trabajadores y los productos estadounidenses", aseveró.

La creación de puestos de trabajo de abril fue la más alta en cinco años, según el Departamento de Trabajo, lo que da cuenta de una fortaleza subyacente en la economía, pese a que la tasa de desempleo se elevó al 9 por ciento.

Obama dijo que el Gobierno está buscando maneras de extender los programas de ayuda a las personas que tienen problemas con los pagos de las hipotecas de sus casas, que cuestan más de lo que las viviendas valen en el mercado.

"Vamos a seguir trabajando con el Congreso para ver si podemos proponer más leyes para alentar reformas a los préstamos de más largo plazo. Estamos tratando de expandir el programa de reformas a los préstamos para llegar a más gente", agregó.

PRECIOS DEL PETRÓLEO Y REGULACIÓN

Obama indicó que la Casa Blanca estudia los movimientos del precio del petróleo todos los días y que algunas alzas en los precios del combustible eran inevitables dado que la economía había mejorado, aumentando la demanda de energía.

"Cuando la economía comenzó a crecer de nuevo, la demanda mundial de petróleo subió nuevamente", indicó, pero resaltó que la tensión política en Oriente Medio, especialmente en Libia, afectó los precios del petróleo.

No obstante, indicó que su administración espera ver una reducción importante en los precios de la gasolina durante el verano boreal y que se estaba trabajando para tomar medidas duras contra la especulación y las alzas excesivas de precios.

"Mientras los precios del crudo en los mercados mundiales bajan, queremos asegurarnos de que eso se refleje en las gasolineras", indicó.

Obama insistió en su opinión de que la labor de su Gobierno por mejorar la economía había logrado dividendos y dijo que el sector manufacturero se había fortalecido especialmente, en parte debido a su decisión de rescatar a la industria automotriz.

En respuesta a las preocupaciones de las pequeñas empresas por supuestas regulaciones innecesarias, Obama señaló que su Gobierno anunciará reformas regulatorias en las próximas semanas, a fin de aliviar el exceso de burocracia.

RDS