El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo que su gobierno sacó a Estados Unidos del peor hundimiento económico desde 1930, como parte del incipiente proceso de campaña hacia las cruciales elecciones parlamentarias de mitad de mandato en noviembre.

Obama advirtió a la oposición republicana que defenderá fuertemente su gestión, a pesar de que muchos estadounidenses no sienten aún la recuperación que el mandatario está difundiendo, mientras la información económica arroja que la reactivación se estaría elenteciendo.

"Nuestra primera misión fue frenar la fuerza de la peor recesión desde la Gran Depresión", dijo Obama en Las Vegas, al cerrar una gira de dos días por Estados Unidos con el objetivo de difundir su mensaje de recuperación económica y juntar fondos para las elecciones de mitad de mandato de noviembre.

"Teníamos que detener la caída libre y lograr que la economía y el empleo crecieran otra vez", agregó.

El mandatario argumentó además que sus políticas asegurarían el crecimiento en el futuro y que si no hubiera actuado a tiempo las cosas estarían peor.

"Llevó años cavar este pozo y llevará aún más tiempo del que cualquiera de nosotros querría salir de él", comentó.

La oposición republicana reprocha a Obama una recuperación del empleo más lenta de lo esperado, el alto nivel del déficit y endeudamiento.

Los demócratas temen que las elecciones de mitad de mandato, en las que se vota para renovar a toda la Cámara de los Representantes y a una tercera parte del Senado, acaben con su actual poder en Washington.

RDS