El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, rechazó cualquier negociación con los republicanos sobre el mayor problema fiscal de su nación, al negarse a ofrecer recortes en el gasto del gobierno a cambio de un alza en el límite de endeudamiento del país.

Si la meta es asegurarnos que somos responsables respecto de nuestra deuda y nuestro déficit, si ésa es la conversación que estamos teniendo, estoy feliz de tenerla , dijo Obama en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Tras negociar hace dos semanas un acuerdo para evitar el precipicio fiscal, Obama afronta un nuevo choque fiscal con los legisladores republicanos debido al tema del alza del límite de deuda y los recortes automáticos de gastos.

El Mandatario sostuvo que la negativa republicana a elevar el límite de la deuda pública podría llevar a Estados Unidos a caer en una cesación de pagos, lo que le impediría al gobierno garantizar beneficios de la seguridad social a algunos ancianos y podría llevar a la economía a una recesión.

Algunos republicanos dijeron que podrían permitir que Estados Unidos caiga en cesación de pagos para forzar que se acepten más recortes de gastos que los que la Casa Blanca quiere.

Obama declaró que aceptaría discutir pasos para reducir el déficit, pero dejó en claro que quiere mantener esa discusión separada del alza del límite de endeudamiento.

Los republicanos afirmaron que el acuerdo por el precipicio fiscal que elevó los impuestos a los más ricos manteniendo las tasas bajas para el resto de los estadounidenses debería haber puesto en espera la discusión sobre aumentos de impuestos.

Obama debe ser serio sobre el gasto y el límite de endeudamiento y el momento es perfecto para ello, dijo el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, en un comunicado poco después de la rueda de prensa de Obama.

El Presidente estadounidense afirmó estar dispuesto a asumir la autoridad para elevar el límite de endeudamiento del país si el Congreso no quiere aumentar el techo de deuda, de 16,400 billones de dólares, que se espera que sea alcanzado a mediados de febrero.