Washington.- Al tiempo que anunciaba 800 millones de dólares para la creación de redes de banda ancha, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, promulgó una extensión de alivios tributarios de hasta ocho mil dólares a personas que compran casa por primera vez.

El dinero para internet será distribuido en créditos y subvenciones para que la banda ancha llegue a hogares, colegios y hospitales.

Las subvenciones y préstamos, que se completarán con otros 200 millones de dólares en inversión privada, forman parte del paquete de estímulo federal de casi 800,000 millones de dólares que incluye 7,200 millones de dólares para proyectos de ampliación de banda ancha.

Obama dijo que los 66 nuevos proyectos de infraestructura crearán 5,000 puestos de trabajo directos y ayudarán a impulsar la economía de algunas de las comunidades más afectadas del país.

Aumentar el acceso a la banda ancha a las familias rurales de bajos ingresos y a las pequeñas empresas es una parte importante del Plan Nacional de Banda Ancha de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, en su sigla inglesa).

Alivio tributario

Relacionado con la adquisición de propiedades, el presidente de Estados Unidos promulgó una extensión de alivios tributarios de hasta ocho mil dólares a personas que compran casa por primera vez.

Los estadunidenses que firmaron contratos de compra de propiedad antes del 30 de abril pasado tendrán ahora hasta el 30 de septiembre próximo para finalizar la transacción. El plazo anterior era el 30 de junio.

La Cámara de Representantes y el Senado aprobaron la extensión por una abrumadora mayoría, como parte del paquete de estímulo económico que beneficiará a unos 180 mil compradores.

El incentivo tributario del gobierno federal, que incluye seis mil 500 dólares para los propietarios que compran una segunda casa, incrementó la venta de viviendas, pero el sector sufrió una caída tras el vencimiento del plazo.

Este viernes, se conoció que el empleo en Estados Unidos cayó en junio por primera vez este año, porque finalizó el contrato de miles de trabajadores temporales para la composición del censo y de que la contratación privada creció menos de lo esperado.