La economía global parece estar recuperándose de la crisis inducida por el coronavirus más rápido de lo que se pensaba hace unos meses gracias a la mejora de los panoramas de China y Estados Unidos, dijo el miércoles la OCDE.

La economía mundial va rumbo a contraerse un 4.5% este año, dijo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), una contracción sin precedentes en la historia reciente, aunque es menor que el 6% que proyectó en junio.

Si se evita que la propagación del virus se salga de control, la economía mundial crecerá un 5% el próximo año, lo que representa un recorte respecto al pronóstico de 5.2% realizado en junio, dijo el foro con sede en París.

Sin embargo, un fuerte resurgimiento del virus o medidas más estrictas para contenerlo podrían recortar de 2 a 3 puntos porcentuales del panorama para 2021, advirtió la OCDE.

La OCDE dijo que sus pronósticos se basaron en la suposición de que los brotes locales continuarían y se enfrentarían con medidas locales en lugar de cuarentenas a nivel nacional. También asumió que una vacuna no estaría disponible de forma generalizada hasta finales del próximo año.

La OCDE dijo que las medidas de los gobiernos y los bancos centrales para apoyar los ingresos de los hogares y las empresas habían ayudado a evitar peores recesiones y, por lo tanto, deberían mantenerse a medida que los brotes sigan apareciendo esporádicamente.

Su positivo panorama general para este año oculta grandes diferencias entre las grandes economías, ya que Estados Unidos, China y Europa tienen un desempeño mejor que lo esperado, mientras que India, México y Sudáfrica podrían tener un rendimiento peor por sus problemas para contener el virus.

China, el primer país que experimentó el brote y actuó rápidamente para controlar su propagación, sería el único país del grupo de potencias económicas del G-20 que crecería este año, con una expansión de un 1.8%, lo que representa una mejora respecto a la contracción de 2.6% proyectada en junio.

En tanto, la economía de Estados Unidos -la más grande del mundo- tendrá este año un desempeño mejor que lo previsto con una contracción del 3.8%, menor que el desplome de 7.3% estimado previamente.