El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría, dio la bienvenida al programa de financiamiento para Grecia de 130,000 millones de euros, acordado con países de la zona euro y otras partes interesadas.

"El apoyo financiero de la zona del euro y el FMI, junto con un recorte voluntario estimado en 53.5% de la deuda griega por parte del sector privado, proporcionará la confianza y el respiro necesarios para que Grecia trabaje en su recuperación y para que Europa haga frente a su crisis de deuda soberana", opinó.

En un comunicado fechado en París, sede de la OCDE, expuso que "el éxito a largo plazo dependerá de los esfuerzos de Grecia para avanzar en las reformas estructurales y sociales necesarias para encender sus motores de crecimiento económico a toda velocidad"

Señaló que el acuerdo sobre este nuevo programa fue posible por la aprobación de un paquete global de políticas por parte del Parlamento griego y la garantía de los líderes de los dos socios de la coalición para continuar con el programa después de la elección general.

Gurría sostuvo que las medidas incluidas en el paquete están en línea con las recomendaciones de la OCDE para aumentar el crecimiento y la competitividad.

Es urgente para Grecia mejorar la recaudación de impuestos, impulsar la privatización y reforzar las reformas estructurales en los mercados laboral y de productos, subrayó.

Asimismo, consideró que el éxito de este programa depende de una aplicación estricta y oportuna del conjunto de medidas acordadas.

Por ello, dijo, es bienvenida la mejora de la asistencia técnica prestada a Grecia -a la que la OCDE ya está contribuyendo-, en el contexto del nuevo programa y el fortalecimiento de los mecanismos de vigilancia puesto en marcha.

Destacó que la participación del sector privado y el oficial, junto con los esfuerzos sostenidos de los ciudadanos griegos para modernizar su economía, también contribuirá a llevar la relación de la deuda de Grecia al objetivo de alrededor de 120 por ciento del Producto Interno Bruto en 2020.

Estimó que esto sería un paso importante para ayudar al país europeo a recuperar el acceso a los mercados y restablecer las condiciones para un crecimiento sano y sólido.

La OCDE está dispuesta a seguir trabajando con Grecia y las instituciones europeas en apoyo de la ambiciosa agenda de reformas de ese país, añadió el responsable de la OCDE.

klm