Las tasas de las obligaciones italianas podrían sufrir el contagio de los problemas de deuda de España, aunque "los mercados saben distinguir muy bien entre la situación española y la italiana", estimó este jueves Piercarlo Padoan, economista en jefe de la OCDE.

La diferencia entre las tasas de interés del bono italiano a diez años y el alemán, que el martes alcanzó cuatro puntos porcentuales, "podría verse influida por el contagio español", explicó Padoan en una entrevista al diario Il Messaggero.

Prueba de que la tensión no ceja, Italia emitió este jueves bonos por cerca de 4,900 millones de euros a mediano y largo plazo, con tasas de interés en fuerte alza en la principal emisión a 3 años (3,89% frente a 2,76% en la última emisión similar el 14 de marzo).

"España está bajo estrecha observación de los mercados. En este momento, es el país que tiene que afrontar el mayor ajuste presupuestario, mayor incluso que el garantizado en Italia por el plan de austeridad (adoptado) al comienzo del mandato del gobierno Monti", añadió el economista en jefe de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos.

Padoan rechazó la idea de que Italia sea el eslabón más débil de Europa, observando que desde hace algunas semanas, el diferencial de los intereses de los bonos de Italia respecto a los alemanes "se sitúa bastante por debajo del de España, pese a que hace algunos meses ocurría lo contrario".

"La situación en Europa sigue siendo delicada para muchos países", estimó Padoan, agregando que Italia "va por el buen camino".

El responsable saludó la reforma laboral planteada en Italia, y advirtió que el gobierno de tecnócratas dirigido por Monti debe aún "actuar sobre los problemas estructurales que requieren tiempo para dar fruto".

RDS