Los aranceles que amenaza imponer a México el presidente de Estados Unidos (EU), Donald Trump, podrían llevar al Producto Interno Bruto (PIB) a un nulo crecimiento en el 2019, y a una recesión en el 2020, anticiparon estrategas de Oxford Economics y Banorte–Ixe.

La amenaza de EU, que entraría en vigor a partir del 10 de junio, toma a la economía en un momento de debilidad, sostuvieron expertos de HR Ratings, que recién recortaron su expectativa de crecimiento, sin considerar aún el impacto de la medida arancelaria.

Pero EU no se iría limpio. Ante la “arraigada integración de las cadenas productivas” entre México y aquel país, vendrá una reacción violenta sobre el crecimiento de EU, que motivará incluso una reacción preventiva por parte de la Reserva Federal, vía tasas.

Gregory Daco, economista para EU en Oxford Economics, dijo que la integración de cadenas productivas hace más importante la relación comercial, incluso por arriba de la que tiene EU con China.

“Si la Casa Blanca sigue adelante con una amenaza arancelaria y México toma represalias en especie, lo cual es probable, también Estados Unidos podría caer en una recesión más temprano que tarde”, afirmó.

Este riesgo motivará que la Fed actúe de manera preventiva ante el riesgo que “se desate una guerra comercial entre México y Estados Unidos, y disparará un recorte de tasas antes de que finalice el año”.

Este escenario evidente es lo que alimentó las pérdidas de los mercados financieros al final de la semana, lo que también afectó los precios de activos y motivó la baja en los bonos.

Según Daco, este escenario negativo afectará la expansión del PIB, vía incertidumbre de inversionistas y desconfianza de consumidores en EU, hasta llevarlo a 0.7% en el 2020, año en el que ve a México en contracción. A partir de ahí, se profundizaría el riesgo recesivo para EU.

Marcos Casarin, economista en jefe para América Latina en Oxford Economics, refirió que, ante el impacto que sufrirá el PIB de EU, lo más probable es que el castigo arancelario tenga poca duración, y toma el caso de los aranceles aplicados al aluminio y al acero mexicano.

No obstante, en la firma corrieron los supuestos, y realizaron escenarios para México, donde en efecto existe el riesgo de una recesión.

En el peor de los escenarios estimados por Oxford Economics, el choque arancelario que iniciaría en 5% a partir del 10 de junio y que podría llegar a 25% progresivamente podría dificultar también la aprobación en el Congreso de EU del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Este retraso en la aprobación del T-MEC, más los aranceles en marcha hasta 25%, desalentarían más a los inversionistas.

Éste, que sería el peor de los escenarios para México, tendrá la fuerza para contraer el PIB mexicano hasta dejarlo en -1% en el año 2020 .

Sin embargo, no es su escenario base, pues considera que es tan estrecha la integración de las cadenas productivas que motivaría una reacción violenta en la actividad de aquel país. Consigna que este impacto fue probado y calibrado recientemente, cuando EU tuvo que levantar los aranceles impuestos al acero mexicano.

La reacción de México

Los estrategas de Banorte–Ixe consideran que México podría tomar represalias con un arancel de 8 a 10% en productos seleccionados, en lugar de aplicar un arancel general.

Las autoridades mexicanas podrían apuntar a bienes importantes para EU, particularmente para la región del medio oeste, donde se encuentra la base fuerte del presidente Trump, que tendrían efecto marginal en el crecimiento de la inflación en México (por ejemplo, en productos como el trigo, tabaco, bourbon o el whisky de Tennesse).

HR recorta

La calificadora de riesgo HR recortó su estimación de crecimiento para México de 1.4 a 1.2%, por tercera vez desde febrero, cuando estaba en 1.9 por ciento. Este ajuste no contempla el impacto arancelario.