El gobernador de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) declaró este miércoles que la institución debería estudiar nuevos enfoques monetarios para estimular la economía en un entorno donde las tasas de interés y la inflación ya son bajas.

En un discurso en Richmond, estado de Virginia (este), Lael Brainard comentó que dada la “nueva normalidad”, que combina “tasas bajas y una baja sensibilidad de la inflación” con cambios en la tasa de desempleo, sería “prudente evaluar los diferentes enfoques que se han adoptado aquí y en todo el mundo”.

Se trata de “apoyar los objetivos” del doble mandato de la Fed, es decir, la estabilidad de precios y la promoción del pleno empleo, señaló.

Durante una serie de conferencias, el Banco Central llevará a cabo este verano boreal una revisión de sus políticas monetarias, “incluidos los enfoques que se han propuesto pero no se han probado”.

La Fed está preocupada por la baja inflación que puede iniciar un círculo vicioso que conduce a la deflación.

Al mismo tiempo, dadas las tasas de interés ya bajas (menos de 2.50% para las tasas de referencia), tiene poco margen de maniobra para reducirlas y aumentar la actividad en caso de una desaceleración.