Jesús Seade, jefe negociador del equipo de transición, afirmó que el nuevo acuerdo comercial trilateral en Norteamérica creará proteccionismo en la región, aunque México tendrá una área de oportunidad para atraer las inversiones.

Entrevistado en la oficina de transición, Jesús Seade comentó que el acuerdo comercial logrado entre México, Estados Unidos y Canadá, convierte a nuestro país en el más competitivo de las tres naciones.

“El que quiera exportar a Norteamérica lo va a encontrar un poco más difícil, entonces va a tener el incentivo de invertir y producir dentro de Norteamérica donde no hay el arancel: en Estados Unidos; en Canadá, en México, que es el más competitivo, el mejor”, refirió.

“Tenemos reglas de originen, en general son más duras, quiere decir que la región se hace más proteccionista, y eso -a mi como economista- me dice que creó oportunidades para México, porque si la región suben de tamaño la bardas, y dentro de la región tienes la economía más grande del mundo, que está creciendo muy bien y que es Estados Unidos, los de afuera le quieren vender a Estados Unidos y no pueden por las reglas de origen, van a querer invertir en otro lado de la región.

“Mi conclusión es: México ahora tiene, dentro de un tratado más cerrado, tenemos que ser muy abiertos y muy inteligentes en aprovechar las oportunidades que se cree”, dijo.

Finalmente, Jesús Seade resaltó que se haya incluido un apartado cultural, y que se mantenga el capítulo 19 de solución de conflictos. Resaltó que el arancel al acero se negociará a aparte.

jmonroy@eleconomista.com.mx