Nueve países de la Unión Europea ya son oficialmente favorables a la tasa de transacciones financieras que gravará la compraventa de acciones y bonos, indicó el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

"La TTF (tasa sobre transacciones financieras) se concreta. Nueve países ya están comprometidos a crear más justicia ¿Quién más se unirá a ellos?", anunció Barroso en su cuenta de Twitter.

La semana pasada la Comisión recibió cartas de siete países (Francia, Alemania, Bélgica, Portugal, Eslovenia, Austria y Grecia) favorables a la tasa, a los que se unieron Italia, el lunes, y España, este martes.

Eslovaquia y Estonia prometieron unirse al grupo la semana pasada en la reunión de ministros de Finanzas de

Luxemburgo, con lo que serían 11 los países favorables a esta tasa.

El objetivo es lograr un acuerdo antes de que termine el año.

El punto de partido para la futura tasa es una propuesta de la Comisión de septiembre de 2011 que prevé imponer todas las transacciones entre instituciones financieras (bancos, bolsas, empresas de inversión, compañías de seguros, fondos especulativos, etc).

Las compraventas de acciones y bonos se gravarían 0.1% y las operaciones con derivado 0.01%.

Según la propuesta, la tasa se aplicaría cuando al menos uno de los países de la transacción tenga su sede en la Unión Europa, aunque la operación se lleve a cabo fuera de la UE.