Las ofertas de empleo en Estados Unidos (EU) aumentaron en febrero a un máximo de dos años, ya que el fortalecimiento de la demanda interna, causada por la vacunación contra el Covid-19 y la ayuda adicional del gobierno, hicieron que las empresas solicitaran más trabajadores, informó el Departamento de Trabajo de ese país.

Las ofertas de empleo, una medida de la demanda laboral, aumentaron en 268,000 a 7.4 millones hasta el último día de febrero. El nivel más alto desde enero del 2019 y empujó las vacantes de empleo 5.1% por encima de su nivel prepandémico.

El segundo aumento mensual consecutivo de las vacantes elevó la tasa de apertura de puestos de trabajo a un récord de 4.9% desde 4.7% registrado en enero.

Los economistas encuestados por Reuters estimaron que las ofertas de empleo aumentarían a 6.995 millones en el segundo mes del año. El informe se conoce tras la noticia del viernes de que la economía añadió 916,000 puestos de trabajo en marzo, la mayor cifra en siete meses.

El informe mensual del Departamento de Trabajo fue la más reciente señal de que la tendencia del mercado laboral ha cambiado tras la pérdida de puestos en diciembre, cuando el país se vio afectado por una nueva ola de infecciones y se agotó la ayuda gubernamental.

“Este informe es una prueba más de que la demanda por trabajo está aumentando (...) Pero el nivel de la demanda de trabajo en relación con la oferta potencial de mano de obra sigue siendo bajo, aunque en aumento”, dijo John Ryding, asesor económico jefe de Brean Capital en Nueva York.

Hay fuerte competenciapor las vacantes

En febrero, las contrataciones aumentaron en 273,000 hasta 5.7 millones. Esto elevó la tasa de contratación a 4.0% desde 3.8% de enero.

A pesar de la mejora del panorama del mercado laboral, la competencia por los puestos de trabajo sigue siendo dura y el desempleo se mantiene muy por encima de los niveles anteriores a la pandemia.

En febrero, hubo 1.4 desempleados por cada puesto de trabajo abierto, muy por encima de los 0.82 que había en vísperas de la primera oleada de cierres de la pandemia, hace 12 meses.

“Esto significa que los empresarios tendrán más facilidad para contratar, mientras que los solicitantes de empleo todavía no tienen el poder de negociación que tenían antes de la pandemia”, dijo Nick Bunker, director de investigación de Indeed Hiring Lab.