Untitled Document

El fiscal general del Estado de Nueva York, Eric Schneiderman, demandó al banco estadounidense JPMorgan Chase por fraude en títulos adosados a hipotecas vendidas antes de la crisis financiera de Bear Stearns, el cual había adquirido en 2007.

El exbanco de inversión global Bear Stearns está acusado de vender títulos adosados a grupos de hipotecas, engañando a los inversionistas sobre la calidad de estos préstamos, que incluían deudores de hogares insolventes, según el texto de la demanda.

Es la primera ocasión en las que las autoridades presentan cargos contra un gran banco desde la creación en enero pasado de un equipo especial para investigar y perseguir las prácticas que condujeron a la crisis hipotecaria por parte de la Casa Blanca.

JPMorgan Chase adquirió Bear Stearns en mayo de 2007 unos meses después de que esa entidad reconociera que su liquidez se había deteriorado de forma significativa debido, en buena parte, a los rumores que circulaban en Wall Street sobre la salud de sus activos.

Bear Stearns, que antes de entrar en crisis era el quinto mayor banco de inversión de Estados Unidos, fue una de las víctimas más visibles de la crisis financiera causada por el salto en la morosidad en las hipotecas de alto riesgo.

Según los términos de la demanda civil, presentada ante el Tribunal Supremo del estado de Nueva York, las pérdidas provocadas por los títulos respaldados con hipotecas de alto riesgo de Bear Stearns sumaron 22,500 millones de dólares entre 2006 y 2007

"El acusado cometió múltiples actos de fraude y engaños mediante la promoción y venta de estos títulos, en particular en documentos bursátiles y herramientas de marketing", señala la demanda.

"Estamos decepcionados de que el fiscal de Nueva York haya decidido iniciar una acción civil sin siquiera darnos la oportunidad de responder a sus acusaciones, sin recoger sus propias pruebas y basándose en acusaciones recicladas de individuos", dijo un portavoz de JPMorgan Chase en un correo electrónico.