El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que no ve ningún problema financiero en el país.

“Yo no veo —y lo digo con sinceridad— afortunadamente ningún problema financiero. Veo que tenemos finanzas públicas sanas”, expresó el primer mandatario.

En Palacio Nacional, pidió a quienes ven riesgos en la economía que hagan un balance integral. Argumentó que la moneda nacional se ha fortalecido en los últimos cinco meses de su gobierno, por lo que hay un peso fuerte, consideró.

Dijo que la Secretaría de Economía le notificó que en el primer trimestre del año aumentó la Inversión Extranjera Directa en el país, la cual llegó a 10,162 millones de dólares, un incremento de 7% con relación al mismo periodo del año pasado.

López Obrador pidió tomar en cuenta la confianza que depositaron en el país cuatro bancos internacionales al otorgar una línea de crédito para refinanciar la deuda de Petróleos Mexicanos.

“Y, repito, nos ampliaron el plazo de tres a cinco años para utilizar el fondo, nos ampliaron el capital hasta 8,000 millones de dólares y tres nos bajaron la tasa de interés”, expresó.

Destacó que esa situación no va a significar que aumente la deuda de Pemex. “No vamos a contratar más deuda, no vamos a endeudar al país, no va a crecer la deuda en términos reales y no sólo en este año, sino en todo el sexenio”.

[email protected]