Para 48% de los mexicanos el nivel de ingreso es el principal tema de preocupación, por encima de otras cuestiones, como la salud, la familia o el trabajo, señalan los resultados del informe Global Investor Pulse (GIP), de BlackRock.

El estudio, realizado en 13 países (Estados Unidos, Brasil, Reino Unido, Alemania, China, Japón y México, entre otros), recoge la opinión de 24,682 inversionistas sobre su percepción del ahorro, la industria financiera, el retiro y el impacto que estos temas tienen en su bienestar.

De acuerdo con el documento, prepararse para el futuro es un tema importante para la tranquilidad de los mexicanos, ya que 67% considera que planear su retiro les genera un sentimiento de seguridad y estabilidad.

Otro hallazgo es que, si bien, prever el futuro genera un mayor nivel de tranquilidad, más de un tercio no ha comenzado a ahorrar de manera activa y se muestran renuentes a utilizar opciones de inversión para mejorar su patrimonio.

Sin embargo, 54% no invierte, por considerar que no tienen suficiente dinero, aun cuando hoy en día es posible invertir con montos muy bajos (por ejemplo, existen instrumentos en el mercado en los que puedes invertir desde 1,000 pesos).

Asimismo, 61% de los mexicanos teme perder todo si invierten y 40% demanda tener mayor claridad sobre cómo invertir, lo que se explica por el hecho de que 64% de los mexicanos piensa que invertir es difícil de entender y 90% considera que la tecnología podría ayudarlos a entender mejor.

“Los resultados obtenidos en el GIP demuestran que en México existen áreas de oportunidad para impulsar el ahorro y poder así mejorar las perspectivas a futuro de los mexicanos”, mencionó la directora general de la firma en México, Samantha Ricciardi.

En contraste, la encuesta detectó que 79% de aquellos que comenzaron a ahorrar para su jubilación expresa una mayor sensación de bienestar. Asimismo, aquellos que han tomado la iniciativa de invertir son 7.0% más felices.

En tanto, 11% afirma tener una sensación de bienestar más positiva y 67% de ellos cree que invertir es una manera efectiva para sentirse más seguros, estables y mejorar su calidad de vida.

De acuerdo con Ricciardi, “una mejor educación financiera impulsará a los ahorradores e inversionistas a tomar mejores decisiones y usar herramientas de planeación financiera que les permitan construir estrategias que generen un bienestar de largo plazo”.