Moody’s Investors Service elevó la calificación soberana de Uruguay, colocándola en la ansiada zona de grado de inversión. No obstante, el gobierno no espera una mayor demanda de sus papeles puesto que el mercado ya venía reconociendo su desempeño.

La agencia subió la nota a Baa3 desde Ba1 con un panorama positivo. Es la segunda agencia que pone al país en ese selecto grupo. En abril, Standard & Poor’s elevó su calificación a BBB- .

El gobierno ha indicado en reiteradas ocasiones que las calificadoras han demorado en otorgar al país el grado inversor que el mercado hace tiempo le ha reconocido mostrando avidez por sus bonos.

En este sentido, las autoridades no prevén un aumento en la compra de deuda uruguaya.

No esperamos un cambio significativo en la demanda y, por lo tanto, en los precios de esos títulos, porque nuestros títulos venían traidiando (siendo comercializados) como si fueran investment grade , dijo a Reuters la jefa de la Unidad de Deuda del Ministerio de Economía, Azucena Arbeleche.

Los inversionistas ya habían incorporado los fundamentos de la economía uruguaya y del manejo de deuda, en particular, en los títulos que estaban comprando , agregó.

El país sudamericano perdió la nota tras la crisis económico-financiera del 2002, una de las más severas en su historia.

La analista para Mercados de Capitales de Bulltick, Catherina Rooney Vera, consideró que la nota habilitará que nuevos compradores se interesen por la deuda uruguaya, puesto que algunos fondos requieren de dos grados de inversión para concretar sus compras.

Esto es, definitivamente, un impulso para Uruguay. En particular, cuando hablamos de empresas de seguros y fondos de ahorro que buscan nuevos sitios para invertir , agregó.

A nivel local, el mercado coincidió con las autoridades en que los fondos han reflejado confianza en el país previo a que el grado de inversión haya sido alcanzado.

Ya hace un buen tiempo que Uruguay estaba con niveles de riesgo país muy bajos, menor incluso que otros países que ya contaban con el grado de inversión , opinó la economista Florencia Carriquiry, de Deloitte.

México, Colombia, Chile, Perú y Brasil, también cuentan con grado de inversión.

Para el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, la nota de Moody’s reconoce el desempeño macroeconómico del gobierno. Lo más importante no es el grado de inversión, sino haber saltado dos escalones, que son el alza de la calificación pero además que la consideren positiva (el panorama). Los fundamentos que justifican el alza para nosotros es lo central , dijo.

Moody’s explicó que los fundamentos económicos de Uruguay se han fortalecido y el potencial de crecimiento se ha incrementado por un cambio positivo en la productividad global de los factores.

Como resultado, la economía tiene capacidad para reportar tasas de expansión más altas de manera sostenida, un factor que beneficia a Uruguay en relación con sus pares , agregó.

El gobierno proyectó una expansión económica de 4% anual hasta el 2015, tras registrar un alza de 5.7% en el 2011 y haber completado su noveno año consecutivo de crecimiento.

En el primer semestre del año marcó un crecimiento de 4.2%, en medio de las restricciones comerciales de Argentina y Brasil.