La agencia calificadora Moody’s recortó la calificación de los bonos soberanos de Venezuela en dos escalones porque consideró que existe un alto riesgo de que el país no cumpla con el pago de su deuda debido a los bajos precios del petróleo.

Moody’s bajó la nota a Caa3 desde Caa1 , pero subió la perspectiva a Estable, porque cree que incluso si los precios del crudo caen más, las pérdidas de los tenedores de bonos venezolanos serían consistentes con la calificación actual de Caa3 .

La dramática caída de los precios del petróleo, que esperamos que sea sostenida, afectará negativamente el balance de pagos y contrarrestará con creces los beneficios potenciales de futuros flujos de inversiones extranjeras , informó la calificadora.

La agencia estimó que en caso de que Venezuela caiga en incumplimiento de pagos, las pérdidas de los tenedores de bonos superarían 50% de sus instrumentos de deuda soberana, lo que fue otra de las razones para bajar la calificación.

Moody’s calcula que el superávit previsto en la cuenta corriente de más de 2% del Producto Interno Bruto en el 2014 probablemente se transforme en un déficit de cerca de 2% del PIB en el 2015.

Los rendimientos de los bonos globales de Venezuela, que se mueven en sentido contrario a los precios, subieron el martes.

El retorno del bono soberano con vencimiento en el 2027 alcanzaba un máximo de un mes de 25.98 por ciento. Su precio de oferta caía casi dos centavos, a 38.499 centavos por dólar.

Los precios del petróleo tocaron un mínimo de casi seis años el martes, en 45.89 dólares, porque los grandes productores de la OPEP reafirmaron la decisión del grupo de exportadores de petróleo de no reducir la producción pese al exceso de oferta.