La agencia calificadora Moody's bajó la nota soberana de la India a “Baa3”  desde “Baa2”, al tiempo que mantuvo la perspectiva Negativa, con lo que se ubica a un escalón de perder el grado de inversión.

La agencia señaló como principal motivo de su decisión al “periodo sostenido de relativamente bajo crecimiento, un deterioro adicional de la posición fiscal general del gobierno y el estrés del sector financiero”.

Aclaró que la decisión llega en el contexto de la crisis del coronavirus, pero no está impulsada por el impacto de la pandemia.

“La deuda externa soberana comprende 20% de la deuda externa total (...)  Sin embargo, el nivel actual de reservas de divisas es suficiente para cumplir con las obligaciones de deuda”, agrega el informe.

Al mismo tiempo, la calificadora degradó las calificaciones de emisor a largo plazo de ocho compañías no financieras, las perspectivas de todas estas calificaciones son Negativas.

El crecimiento del Producto Interno Bruto indio ha ido en descenso desde 8.3% registrado en el 2016 hasta 4.2% del 2019, este último dato confirmado por la Oficina Central de Estadísticas india la semana pasada.

El recorte a la nota soberana de la India no fue una sorpresa, ya que las agencias calificadoras han realizado recortes a las notas y/o perspectivas de deuda a unas 21 economías emergentes alrededor del mundo, luego del brote de Covid-19, dijo el martes State Bank of India en un informe.

Compañías con “downgrade”:

• Oil and Natural Gas Corporation

• Hindustan Petroleum Corporation Ltd

• Oil India Ltd

• Indian Oil Corporation Ltd

• Bharat Petroleum Corporation Ltd

• Petronet LNG

• Tata Consultancy Services (TCS)

• Infosys