La agencia de calificación Moody's informó que puso en revisión para bajar la nota a doce bancos italianos y varias empresas, tras hacer lo mismo el viernes con la deuda del país.

El viernes esa agencia anunció la posible reducción de la nota de la deuda soberana de Italia, que en la actualidad es de "Baa2" (aprobado), según un comunicado.

Moody's podría devaluar esas entidades "a causa de una reducción de la nota de la deuda soberana de Italia o de un deterioro de las valoraciones del crédito de los bancos afectados, determinado, por ejemplo, por un empeoramiento general del ambiente operativo". O también "por específicos empeoramientos de la calidad de los activos, con pérdidas o una capitalización reducida".

Por otro lado, el Servicio de Inversores de Moody's puso hoy en revisión a la baja la nota a largo plazo de seis compañías italianas de servicios públicos (utilities), una medida también provocada por la anunciada sobre la deuda del país.

Son CDP Reti, Compagnia Valdostana delle Acque, la energética Hera, las gasísticas Italgas y Snam y la red eléctrica Terna.

Las entidades financieras bajo revisión son Unicredit, Intesa Sanpaolo, Banca IMI, Cassa Depositi e Prestiti, Mediobanca, FCA Bank, Banca Nazionale del Lavoro, Credito Emiliano, Credit Agricole Cariparma, Cassa Centrale Raiffeisen, Invitalia y Banca del Mezzogiorno.

BCE NO VE NECESARIO INTERVENIR EN CRISIS ITALIANA

Por otra parte, el Banco Central Europeo (BCE) está pendiente de las turbulencias del mercado y de la crisis política por la que atraviesa Italia, pero no ve razones para intervenir en este momento, dijeron a Reuters fuentes cercanas al tema.

Las especulaciones del mercado sobre una intervención del BCE se han incrementado después de que los principales partidos políticos de Italia fracasaron reiteradamente en formar un gobierno, lo que elevó los costos de endeudamiento en la zona euro.