Ante los comentarios del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de la calificadora Standard & Poor's, ahora la agencia de medición de riesgos Moody's presenta sus previsiones de crecimiento en España y la zona euro para los próximos años.

Las últimas previsiones macroeconómicas de la agencia Moody's reflejan que el Producto Interior Bruto (PIB) de España sufrirá una contracción de entre 0.5% y 1.5% en 2013, y advierte de que la debilidad de las economías de la zona euro y las divergencias entre norte y sur elevan el riesgo de nuevos shocks en la región.

La recesión que augura Moody's para la economía española es la más pesimistas que ha recibido el país, de momento, y se aleja de las estimaciones realizadas hace unas semanas por el FMI y Standard & Poors que situaban la contracción del PIB español en 2013 de 1.2 y 0.6%, respectivamente.

A finales de julio el FMI anunció que, una vez contabilizado el impacto del último ajuste realizado por el Gobierno de Mariano Rajoy, la economía española iba a sufrir en 2013 un retroceso del 1.2% y empeoró la previsión para 2012 cifrando la caída del PIB en un 1.7%, dos décimas más del supuesto anterior.

Standard & Poors arroja datos menos negativos y augura una contracción de la economía española de 1.7% este año y de 0.6% para 2013. Según la agencia, la zona euro crecería 0.4% el año que viene tras perder 0.6% del PIB este año.

Según Moody´s, la economía española se hundirá este año entre 3% y 4%, mientras que en 2013 la contracción oscilará entre 0.5% y 1.5%. Asimismo, el PIB de Grecia se desplomará en 2012 entre 7% y 8% y en 2013 seguirá bajando, 2% y 3%.

En el caso de Italia, la calificadora de riesgos prevé que en 2012 la actividad económica retroceda entre 1.5% y 2.5%, para recuperarse en cierto modo el próximo año, cuando podría oscilar entre una caída de medio punto o un crecimiento nulo.

Por contra, Moody's estima que Alemania crecerá este año entre 0.5% y 1% y que en 2013 lo hará entre 1% y 1.5%.