París.- La agencia Moody's amenazó con degradar la calificación "triple A" de Francia, tal como ya lo hizo Standard and Poor's, en vísperas del anuncio de la candidatura a la reelección del presidente Nicolas Sarkozy en los comicios de abril próximo.

Moody's rebajó la nota de solvencia de seis países de la Unión Europea (UE) -España, Portugal, Italia, Eslovenia, Eslovaquia y Malta- e indicó que estudiaba rebajar las calificaciones de otros tres -Francia, Gran Bretaña y Austria- que hasta ahora gozan de la máxima calificación "AAA".

La entidad alegó que esos nueve países están particularmente expuestos a los "crecientes riesgos financieros y macroeconómicos derivados de la crisis de la zona euro" (formada por 17 de los 27 países de la UE).

Aunque Francia mantiene su preciada "triple A", su perspectiva dejó de ser "estable" para convertirse en "negativa", lo cual puede prefigurar una degradación a medio plazo.

Calificadoras

DAR CLIC PARA VER IMAGEN

Moody's efectuó su anuncio exactamente un mes después de que otra agencia, Standard and Poor's, despojara a Francia, segunda economía Europea, de su "triple A", que mantuvo en cambio Alemania, la primera potencia económica del bloque.

Esa decisión, que ya había sido ampliamente anticipada por los inversores, no llegó a tener mayor impacto en los mercados.

Moody's había decidido el 16 de enero, tres días después de la degradación por S&P, prolongar su evaluación de la nota de la deuda de Francia, lo cual permitió a Sarkozy congratularse por el mantenimiento de la "triple A" en el ránking de esa agencia.

El Gobierno prefirió mantener la misma actitud tras el anuncio de la colocación de Francia en "perspectiva negativa", dos días antes de que Sarkozy oficialice su candidatura a la reelección.

El ministro de Finanzas, Francois Baroin, dijo en un comunicado que "toma nota de la confirmación por la agencia Moody's de la calificación 'AAA' de la deuda soberana francesa".

Baroin destacó las "muy vigorosas medidas de recuperación de las finanzas públicas así como las importantes reformas estructurales que se llevaron a cabo en los países en dificultades de la zona euro". Según el ministro, la decisión de Moody's está relacionada con los "riesgos que pesan sobre la zona euro".

Efectivamente, la agencia evocó "las incertidumbres" que pesan sobre las reformas institucionales de la zona, pero subrayó también "el deterioro continuo de la deuda pública francesa", que deja al país mal parado entre los que mantienen la nota 'AAA'.

Moody's apunta "un riesgo significativo" sobre la capacidad del Gobierno de "implementar sus objetivos de consolidación para conseguir estabilizar y luego revertir la trayectoria de la deuda pública".

Moody's reconoce los "esfuerzos" del Gobierno francés y el cumplimiento de sus compromisos presupuestarios de los últimos dos años, pero recuerda el pasado de alumno díscolo de Francia.

La pérdida de la "triple A" sería la consecuencia, sostiene la agencia, de un derrape presupuestario que "condujo al fracaso de las tentativas del Gobierno de revertir la trayectoria de la deuda". Y un debilitamiento del sistema bancario o la necesidad de acudir al rescate de otros países de la Eurozona "podría desencadenar una degradación de la nota", explica.

Baroin aseguró que el Gobierno mantiene la "determinación de seguir obrando al servicio del crecimiento y la competitividad, sobre todo mediante la reforma de la financiación de la protección social", que incluye un aumento del IVA, asó como "del empleo y de la reducción de los déficits públicos".

RDS