Moody’s de México no descartó nuevos casos de incumplimiento de pagos en algunos estados y municipios, dado sus deterioros financieros, pero precisó que esto no será generalizado ni representa un riesgo sistémico para el sector.

El analista de Moody’s de Gobiernos Subsoberanos para México, Francisco Uriostegui, dijo que aunque estos gobiernos locales tratan de corregir sus desequilibrios, estas medidas no representan una solución a largo plazo y sólo van a postergar el problema.

"No descartamos que en el futuro cercano se presenten nuevos casos de incumplimiento", argumento el directivo al insistir que éstos no representan un vínculo de contagio ni hay razones macroeconómicas para considerar que podrían generalizarse en el sector.

En audio conferencia, anticipó que en un plazo de hasta tres meses, Moody’s de México podría tomar más acciones de calificación entre los gobiernos locales que actualmente presentan perspectiva negativa o están en revisión para posible baja.

Uriostegui afirmó que los recientes casos de incumplimiento no representan un riesgo mayor para el gobierno federal el cual, destacó, ya ha confirmado su política de no rescatar a estados y municipios.

Incluso, en un escenario en que el gobierno federal cambiara su postura, consideró, la deuda subsoberana no representaría más de 2.6% del PIB y alcanzaría sólo 10% del total de la deuda del gobierno federal.

En un caso hipotético de rescate de los gobiernos locales, esta medida "no afectaría la calificación del gobierno soberano", pues la deuda total del gobierno federal es de 27.7% del PIB y si tomara la de estados y municipios ascendería a 30.3%, "lo cual es un número muy pequeño", argumentó.

RDS