La agencia de calificación financiera Moody's Investors Service mantuvo la nota de la deuda a largo plazo de Estados Unidos, con una perspectiva que sigue "estable", pero reiteró sus advertencias en cuanto al crecimiento relativo de dicha deuda.

En un documento enviado el martes a sus clientes y que la AFP consiguió este miércoles, Moody's indicó que las buenas perspectivas de la primera economía mundial justifican la nota máxima atribuida al Estado federal estadounidense, "Aaa".

"Los fundamentos estructurales, la estabilidad política y unas perspectivas postcrisis que siguen siendo favorables sostienen la perspectiva estable" para esta nota, explicó Moody's.

Sin embargo, "la capacidad del gobierno a gestionar las consecuencias de la crisis y a iniciar un mejoramiento de sus cuentas también será un elemento determinante a la hora de definir la nota", agregó la agencia.

"Si la tendencia al alza de los ratios de la deuda (con respecto al Producto Interno Bruto, ndlr) y del costo de los intereses sigue así y si no se toma ninguna medida para estabilizarlos, la nota podría sufrir una presión a la baja", advirtió Moody's.

La agencia ya había lanzado la misma advertencia en febrero.

En su proyecto de presupuesto para el 2011 (octubre 2010-septiembre 2011) de febrero, la Casa Blanca preveía que la deuda del Estado federal alcanzaría 68.6% del PIB, contra 63.6% en el ejercicio presupuestario actual.

RDS