La agencia de calificación Moody's anunció este miércoles que mantiene la perspectiva negativa para la nota de los bancos griegos debido a la recesión que afecta al país, bajo tutela de un rescate financiero.

Moody's estimó que el sector bancario griego deberá recibir una recapitalización de entre 40,000 a 50,000 millones de euros y afirmó que la mayor parte de estos fondos deberá ser aportados por la Unión Europea y por el FMI, que junto al Banco Central Europeo (BCE) están a cargo de administrar la ayuda externa para Grecia.

"Los bancos griegos (...) van a seguir enfrentados a una caída de sus depósitos en los próximos 12 a 18 meses", estimó además la agencia de evaluación de riesgo crediticio.

Aunque la agencia no apuesta por la salida de Grecia de la zona euro, sí dijo que esta es una posibilidad y que un evento de este tipo implicaría "graves consecuencias" para el sector bancario.

Grecia dispone desde febrero de una línea de crédito de 130,000 millones de euros que le fue acordada por el BCE, el FMI y la UE a cambio de un programa drástico de recortes que Atenas tiene dificultades para implementar.

La perspectiva negativa de una nota de deuda implica que la agencia puede en el corto plazo degradar la calificación acordada al emisor.

klm