La agencia de calificación financiera Moody’s bajó las notas de la deuda de dos bancos chipriotas, alegando el riesgo creciente de salida de Grecia de la zona euro .

Estas notas quedaron en B2 para Bank of Cyprus y en B1 para Hellenic Bank, a pocos días de que Grecia celebre elecciones legislativas el 17 de junio que serán cruciales para determinar su futuro en la eurozona y si acepta las fuertes medidas de austeridad impuestas por la comunidad europea.

En tanto, la nota de una tercera entidad, Cyprus Popular Bank (que actualmente cuenta con B3 ) fue colocada bajo perspectiva negativa, que significa que la agencia evalúa recortar su deuda próximamente.

Todas estas notas entran en la categoría especulativa y corresponden a créditos poco fiables, esto es, que tienen una alta probabilidad de caer en un impago.

El factor común de estos tres bancos es su exposición a Grecia, donde Bank of Cyprus tiene 34% de sus créditos, Hellenic 17%, y Cyprus Popular Bank 42 por ciento.

Aunque una salida de Grecia (del euro) no constituye la hipótesis central de Moody’s , la agencia considera que este riesgo es importante y reconoce la probabilidad de que un evento de este tipo pudiera producirse tras las elecciones legislativas (para formar gobierno) del 17 de junio.

En este sentido, el aumento del riesgo de una salida de la zona euro podría provocar una aceleración de los retiros bancarios en las sucursales griegas de los bancos chipriotas, generando presión sobre la liquidez de estos tres bancos, agregó Moody’s en el comunicado.

En 15 meses, recordó la agencia, los depósitos en Grecia de bancos evaluados por Moody’s bajaron 27 por ciento.

Según la agencia, si Grecia tuviera que salir de la zona euro, esto implicaría una redefinición de la moneda de referencia, una probable moratoria del Estado y enormes tensiones económicas que debilitarían considerablemente a estos bancos .