Moody’s bajó cuatro niveles la calificación de Grecia de A3 hasta Ba1 , tras considerar que la evolución de la economía, el alto desempleo y las nuevas cargas tributarias, ponen en riesgo los ingresos públicos que requiere el país para estabilizar sus finanzas.

Sarah Carlson, analista de Moody’s, explicó: Hay una importante incertidumbre acerca del ritmo que tardará la economía en reparar su maquinaria productiva y generar la riqueza necesaria para financiar sus desequilibrios .

La calificación Ba1 es aplicable a los países que tienen una probabilidad mayor de caer en suspensión de pagos y están expuestos a más riesgos financieros.

En esta categoría de riesgo se encuentran los bonos de Egipto, Azerbaiyán, Guatemala, El Salvador y Costa Rica.

De acuerdo con el comunicado, el paquete de ayudas que recibió el gobierno griego elimina de manera efectiva cualquier riesgo a corto plazo de una suspensión de pagos derivada de la falta de liquidez.

Según Moody’s, en el mejor de los escenarios a Atenas le tomará tres años más para estabilizar su deuda en 150% del PIB.

Hace un mes, Standard & Poor’s realizó la primera degradación de las emisiones griegas hasta el escalón de bono especulativo , con la calificación BB+ .

[email protected]