Las ciudades más caras para vivir y trabajar en América Latina (AL) son Montevideo, Uruguay; San Juan, Puerto Rico; Santiago, Chile; São Paulo, Brasil; y con un empate en el sexto lugar Río de Janeiro (Brasil) y Lima (Perú), según reveló la Encuesta Costo de Vida 2019, elaborada por la consultoría global Mercer.

Este reporte evalúa diversas variables como la inflación, la apreciación o depreciación de la moneda local, y la fluctuación de los precios de los bienes y servicios, transporte, comida, vestimenta, entretenimiento, entre otros.

Para Gabriel Regalado, CEO de Mercer Perú, este resultado se explica, en parte, por la fortaleza del sol. “El encarecimiento de Lima está influenciado por la fortaleza de la moneda local frente al dólar, en comparación con la devaluación en otros países”, manifestó.

El experto explicó que las empresas multinacionales se enfocan en trasladar a sus ejecutivos a las principales ciudades donde tienen operaciones, con la finalidad de impulsar sus negocios. Por ello, evalúan variables que influyen directamente en el costo de vivir en dichas ciudades.

Es por eso, detalló, que Lima tiene retos importantes en cuanto a la atracción de capital extranjero porque —siendo una ciudad cara— ocasiona que las casas matrices vean a todo Perú como un país en el que están obligados a tener una buena rentabilidad para compensar el costo de vida.

“El reto se traslada a las empresas, que tienen la necesidad de crecer rápido y con rentabilidad, toda vez que sus costos (salarios y beneficios) tienen una apreciación al alza para las casas matrices, cuando se reportan en dólares”, anotó.

Se da un equilibro cuando una ciudad es costosa, pero los ingresos de los trabajadores son elevados.

Sin embargo, principalmente en las ciudades sudamericanas, se registran costos de vida alto y salarios que son atractivos en la región, pero no son los más altos.

A pesar de ello, para el especialista, Lima sigue siendo una ciudad atractiva para el talento profesional extranjero, pero crea la necesidad a las empresas de ser más eficientes con el gasto.

El costo de vida es uno de los elementos que las empresas evalúan para la toma de sus decisiones; sin embargo, existen otros puntos que también entran en el análisis.

Por ejemplo, un factor relevante es la situación macroeconómica del país al que planean llegar, que en el caso del Perú es bastante buena. El hecho de que tengas un país que sigue creciendo por encima de 3% y que tiene el potencial para alcanzar tasas superiores es importante.

“Asimismo, Lima, como capital, es atractiva, pero también el mismo Perú es atractivo desde el punto de vista del extranjero, por lo que he mencionado, entonces el costo de vida es un factor que tienen que buscar mitigar si quieren instalarse”.

Las más caras

Ocho de las 10 ciudades top del ranking de costo de vida de este año están en Asia, en parte gracias a su fuerte mercado inmobiliario.

Hong Kong sigue siendo la ciudad más cara para los extranjeros, tanto en Asia como a nivel mundial. Para el estudio se evaluaron un total de 209 ciudades.