A fin de impulsar la inclusión financiera, sobre todo de la población con menos recursos, Ricardo Monreal Ávila promueve fortalecer la regulación y supervisión de los préstamos y créditos otorgados por instituciones de banca múltiple para evitar que las tasas de interés sean muy elevadas y procurar que los cobros sean razonables.

La propuesta de enmienda a la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros, confeccionada por el coordinador del grupo parlamentario del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el Senado de la República, consiste en incluir los conceptos de “accesibilidad’’ y “razonabilidad’’.

De acuerdo con la iniciativa correspondiente, ello permitirá evitar que las instituciones financieras manejen tasas de interés muy elevadas e inaccesibles para algunos sectores de la población, y lograr que sus cobros sean razonables porque al definirse los conceptos referidos el Banco de México (Banxico) tendrá que vigilar su cumplimiento conforme a tales principios y parámetros facilitando el acceso al crédito de la población.

Ello propiciaría que los bancos en sus diversos productos de crédito se acerquen a las tasas de referencia que maneja Banxico para lograr una mayor inclusión financiera de los diversos sectores de la población, principalmente de los que menos recursos tienen y que por las altas tasas manejadas son inaccesibles para muchas personas.

“Es conveniente reformar el marco legal en materia de regulación de servicios financieros, para incrementar la eficiencia de la banca múltiple en beneficio de los usuarios’’, cita el proyecto.

Refiere, además, que el nivel de inclusión financiera se relaciona directamente con la posibilidad que tiene la población de contar con más y mejores instrumentos para acceder al ahorro y al crédito.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018, amplía la exposición de motivos, la mayor parte de la población no tiene acceso al crédito ya que 43% está excluida y sólo 31% cuenta con un crédito formal.

“El Banco de México actualmente maneja una tasa de interés de 4.25%, sin embargo las diversas instituciones de banca múltiple, en los diversos créditos que otorgan, manejan tasas de interés diversas y más elevadas,’’, precisa.

Durante la actual Legislatura, Monreal Ávila ha promovido distintas iniciativas en la materia, entre otras para modificar la citada ley y prohibir que las entidades financieras que operen cajeros automáticos, salvo consentimiento expreso e informado del cliente, ofrezcan créditos, préstamos, seguros o cualquier tipo de servicio financiero, así como solicitar donativos.

rolando.ramos@eleconomista.mx