El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, pidió este jueves a la Reserva Federal (Fed) que regrese el dinero asignado en virtud de la ley de ayuda para préstamos de emergencia a empresas, organizaciones sin fines de lucro y gobiernos locales, lo que marca el fin el 31 de diciembre de la mayoría de los programas que el banco central ha considerado vitales para mantener la economía estable.

“Estoy solicitando que la Reserva Federal devuelva los fondos no utilizados al Tesoro”, dijo Mnuchin en una carta al presidente de la Fed, Jerome Powell.

“Esto permitirá al Congreso reasignar 455,000 millones de dólares, que consisten en 429,000 millones de dólares en fondos del Tesoro en exceso para las líneas de la Reserva Federal y 26,000 millones de dólares en fondos de préstamos directos del Tesoro no utilizados”, agregó.

La medida mantiene los respaldos centrales del mercado durante al menos 90 días, pero termina con la compra de bonos corporativos y los préstamos a empresas y gobiernos locales que formaron la parte más controvertida de la respuesta de la Fed a la pandemia.

Esos programas de créditos nunca tuvieron mucho uso, pero fueron un esfuerzo por extender una red de seguridad del banco central para la mayor cantidad posible de negocios estadounidenses.

“La Reserva Federal preferiría que el conjunto completo de líneas de emergencia establecidas durante la pandemia de coronavirus continúe cumpliendo su importante papel como respaldo para nuestra economía aún tensa y vulnerable”, dijo la Fed en un comunicado.

En el “improbable evento” de que los programas sean nuevamente necesarios, respondió Mnuchin, la Fed puede solicitar al Tesoro que los restablezca, con financiamiento del propio fondo de estabilidad del Tesoro o con dinero nuevo del Congreso.

Biden ya elegió a su secretario de Tesoro

Por otra parte, el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el jueves que ya escogió a su futuro secretario de Tesoro y que pronto anunciará su nombre.

“Pronto conocerán mi elegido para el Tesoro. Ya tomé mi decisión”, dijo desde Wilmington, Delaware, señalando que lo anunciará antes o después del Día de Acción de Gracias, refiriéndose al 26 de noviembre.

“Se trata de alguien que creo que será aceptado por todos los miembros del Partido Demócrata, los progresistas y los moderados”, añadió Biden quien asumirá el cargo el 20 de enero próximo.

Lael Brainard, única voz demócrata en el Comité de Política Monetaria de la Reserva Federal, es la favorita, dijeron fuentes financieras cercanas a Biden.

Sería la primera mujer secretaria del Tesoro en más de dos siglos

La tecnócrata, egresada de la Universidad de Havard, conoce el Tesoro, donde estuvo a cargo de los asuntos internacionales bajo el gobierno de Barack Obama antes de ser nombrada en la Fed.

Brainard estuvo a cargo del expediente sobre la presunta manipulación del yuan, por parte de Pekín. También se destacó durante la crisis de la deuda de la eurozona del 2011, instando entre bastidores a la Unión Europea a adoptar un ambicioso plan para ayudar a los países sobreendeudados, según la prensa estadounidense.

Aumentan solicitudes de ayuda por desempleo

Los estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de beneficios por desempleo aumentaron de forma inesperada la semana pasada, ya que el cierre de negocios para controlar el aumento de las infecciones por Covid-19 provocó despidos y ralentizó aún más la recuperación del mercado laboral.

Las solicitudes iniciales de beneficios estatales por desempleo fueron de 742,000 en la semana que terminó el 14 de noviembre, lo que se compara con  711,000 de la semana previa, dijo el jueves el Departamento de Trabajo.

Economistas encuestados por Reuters esperaban 707,000 pedidos en la última semana.

El resurgimiento de los casos por Covid-19 coincide con el fin de los más de 3 billones de dólares de ayuda del gobierno a empresas y trabajadores, que contribuyeron a preservar los empleos y a levantar la economía. (Reuters)