El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, pidió el jueves a la Fed que regrese el dinero asignado en virtud de la ley de ayuda para préstamos de emergencia a empresas, organizaciones sin fines de lucro y gobiernos locales, lo que marca el fin el 31 de diciembre de la mayoría de los programas que el banco central ha considerado vitales para mantener la economía estable.

"Estoy solicitando que la Reserva Federal devuelva los fondos no utilizados al Tesoro", dijo Mnuchin en una carta al presidente de la Fed, Jerome Powell.

"Esto permitirá al Congreso reasignar 455,000 millones de dólares, que consisten en 429,000 millones de dólares en fondos del Tesoro en exceso para las líneas de la Reserva Federal y 26,000 millones de dólares en fondos de préstamos directos del Tesoro no utilizados", agregó.

La medida mantiene los respaldos centrales del mercado durante al menos 90 días, pero termina con la compra de bonos corporativos y los préstamos a empresas y gobiernos locales que formaron la parte más controvertida de la respuesta de la Fed a la pandemia.

Esos programas de créditos nunca tuvieron mucho uso, pero fueron un esfuerzo por extender una red de seguridad del banco central bajo la mayor cantidad posible de negocios estadounidenses.

"La Reserva Federal preferiría que el conjunto completo de líneas de emergencia establecidas durante la pandemia de coronavirus continúe cumpliendo su importante papel como respaldo para nuestra economía aún tensa y vulnerable", dijo la Fed en un comunicado el jueves.

En el "improbable evento" de que los programas sean nuevamente necesarios, dijo Mnuchin, la Fed puede solicitar al Tesoro que los restablezca, con financiamiento del propio fondo de estabilidad del Tesoro o con dinero nuevo del Congreso.

rrg