Una de cada seis personas en los 37 países miembro de la OCDE nació en un país ajeno a donde vive y trabaja o es hijo de migrantes. No es casual, entonces, que el tema de la integración sea uno de los medulares en el foro del organismo, que esta semana cumple 20 años.

A world in e-motion (Un mundo en movimiento) es el nombre de este emblemático foro. Un juego de palabras que en inglés habla de un movimiento (motion) y que, al separar la “e” de la palabra, indica la participación de la tecnología y digitalización en la vida cotidiana.

Desde París, el director de la OCDE, Anthony Gooch, explica que el objetivo de este foro es reunir a los actores que influyen en las políticas públicas para mejorar la calidad de vida de los países miembro y de los ciudadanos que aspiran también a vivir mejor.

En el encuentro de este año, que reunirá a unos 4,000 participantes, ministros, legisladores, empresarios, activistas y periodistas de los 37 integrantes de la organización, también se discutirá cómo debería ser un nuevo contrato social donde las voces de todos los agentes económicos quepan. Además de la relevancia de la cooperación internacional, el futuro del trabajo en la digitalización, y el poder de la gente contra el populismo.

Son 90 las sesiones programadas para el Foro OCDE, donde destacan las participaciones del secretario general de la organización, José Ángel Gurría; el presidente y CEO de Telefónica, José María Álvarez Pallete; el secretario general de Reporteros sin Fronteras, Christophe Deloire; el viceministro de economía de Brasil, Marcelo Guaranys; la ministra de economía y negocios de España, Nadia Calviño; el director de McKinsey Global Institute, Éric Hazan; el embajador de Tecnología de Dinamarca, Casper Klynge, y el subdirector de investigación de energía y Medio Ambiente del Massachusetts Institute of Technology , Michael Mehling, entre otros.

El director del foro, Anthony Gooch, dijo que el conocimiento que resulta de este intercambio de información y experiencias en sí mismo genera un bien público que no tiene tintes políticos.

Discusión desde diferentes frentes

El funcionario de la OCDE detalla que la red parlamentaria de la organización cuenta con 10 años de existencia, y en ella han reunido a los representantes de partidos políticos de los países miembro. Precisamente, porque consideran que es muy importante contar con un grupo amplio de personas influyentes en políticas públicas, que tienen visiones políticas diferentes y que claramente pueden beneficiarse de las conclusiones y discusiones que se realizan en el foro, para integrarlas a las reformas importantes, en diferentes áreas de actividad.

Toma el caso de México y el partido en el poder, Morena, para destacar que varios de sus participantes más destacados, como el líder de la bancada en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, son miembros de la Red Parlamentaria que también forma parte de este encuentro, desde hace más de un lustro.

Comparativos, para mejorar

Gooch explica que una característica de la OCDE ha sido la generación de ranking o comparativos sobre la situación de las economías miembro, lo que favorece una sana competencia, e incentiva cambios y mejoras.

Expone que, al paso de los años, se han dado cuenta de que el número de uno de estos comparativos no es el gobierno que gasta más, sino quién gasta mejor. De ahí la relevancia también de los medios de comunicación, refiere, como un socio fundamental para la difusión de sus investigaciones. Pues a diferencia de otros organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial, la organización no presta dinero. Su aportación a los miembros es el conocimiento e intercambio de experiencias.

Hace 20 años, la OCDE respondió a un llamado directo para una formulación de políticas más inclusivas y la consulta de un grupo más amplio de voces divergentes, a raíz de un estallido de descontento con respecto a la opacidad de las organizaciones multilaterales y el impacto de la creciente globalización.

En particular, este foro nació vinculado a las negociaciones del Acuerdo Multilateral de Inversiones, cuando los manifestantes hicieron oír sus voces en Seattle.

Foro Latinoamérica, medular

De este modo, arranca la semana más intensa y emblemática de la OCDE, con el foro de dos días; luego la Reunión Ministerial, donde se reunirán los pares de cada integrante para conocer avances, logros y retos que tienen en sus países. Cerrará el viernes, con el Foro Internacional de Latinoamérica.

El director del Foro OCDE precisa que las economías de América Latina están muy activas e interesadas en integrarse a la organización. Ahora, entre los 37 países participantes, tres son latinoamericanos: México, Chile y Colombia. Y otros tres que han manifestado su intención de integrarse: Perú, Costa Rica y Argentina.