México está en la misma canasta de los mercados emergentes... pero en el apartado de los que tienen menos vulnerabilidades y que pueden llegar a ser safe heaven (sitio seguro) para los inversionistas.

Coinciden en lo anterior analistas de Barclays Capital, UBS, Signum Research, JP Morgan, Ixe Casa de Bolsa y Banamex Casa de Bolsa.

Los expertos destacan que hay una clara fortaleza en los principales indicadores macroeconómicos del país y en su situación financiera, que le han permitido a México diferenciarse de otros mercados emergentes.

Según Manuel Guzmán, de Ixe, México se encuentra no sólo preparado para hacer frente a la volatilidad externa, sino incluso para aprovechar la coyuntura y captar más recursos del exterior ante la fortaleza fundamental de la economía .

Considera que las fortalezas de la economía están reconocidas en los mercados internacionales de capital, a través del precio en el que se están negociando los Credit Default Swaps (CDS) para la deuda soberana del país.

Los CDS operan como seguros contra la posibilidad del no pago de una obligación. Y los de México están negociándose en el precio más bajo que Brasil, Rusia, España, Portugal y Grecia.

Según Arnulfo Rodríguez, de Banamex Casa de Bolsa, los inversionistas reconocen que el déficit fiscal del país se mantiene en niveles manejables, actualmente representa 2.7% del PIB, que compara positivamente contra 8.5% de España y 9.4% de Portugal.

Además, la deuda externa mexicana no representa un problema para las finanzas públicas , asciende a 31.9% del PIB, la mitad de la brasileña y española.

ymorales@eleconomista.com.mx