La economía de México cuenta con los elementos para desplazar a Alemania y Reino Unido en su aportación a la actividad mundial, y podría convertirse en la séptima economía más grande del planeta, según las previsiones de PriceWaterhouseCoopers (pwc).

El trayecto le tomará 38 años. Para lograrlo, tendrá que haber completado los cambios al sistema educativo que le permitirán preparar a los futuros líderes políticos y económicos que guiarán al país hacia el top 10 de las economías mundiales. Y, sobre todo, tendrá que contar con una serie de leyes y reglamentos amigables a la inversión y favorables al desarrollo productivo.

Al interior de su reporte World in 2050, the BRICS and beyond. Prospects, challenges and opportunities , pwc supone que para aquel año, las grandes economías de hoy, el llamado G-7, habrían sufrido una recomposición. En ese momento, las economías más robustas del planeta estarán integradas por países cuyo bono demográfico jugará en su favor.

En el primer sitio, se ubicará China. Estados Unidos se quedará con el segundo sitio, un lugar que -suponen- ocupará desde el 2030. India será la tercera economía del mundo.

BRIC ESCALAN

Según las previsiones de pwc, los BRIC estarán ya entre las primeras 10 economías. Brasil será en el 2050 la cuarta maquinaria más grande del planeta, con lo que habría terminado de desplazar a Japón, quien se ubicará en el quinto puesto.

Alemania y Francia serán los únicos sobrevivientes europeos entre el top 10 mundial. Según las previsiones de la consultoría, cederán sus puestos, el quinto y octavo a Japón e Indonesia.

Rusia se mantendrá como la sexta economía más grande del mundo, tal cual se encuentra hoy. Alemania ocupará el noveno sitio y Francia el décimo.

SIN SUDÁFRICA Y CON ARGENTINA

Pese a las invitaciones de buena voluntad que han realizado los BRIC a Sudáfrica para agregarla el grupo de las economías emergentes más evolucionadas, pwc no la ubicó ni siquiera entre las 20 más grandes del mundo. Ni en este año ni en el 2030 y menos en el 2050.

Reino Unido caerá de la novena posición a la undécima, en la cual hoy está México. De los latinoamericanos, solo tres estarán en el top 20. Brasil, en cuarto sitio; México, en el séptimo y Argentina, en el 20.

LOS RIESGOS

Los pronósticos de pwc tienen riesgos intrínsecos. Según los economistas de la firma, los emergentes podrían perder estas posiciones privilegiadas, si Brasil e India no atacan sus altos déficit fiscales.

Si Rusia mantiene la excesiva dependencia de los ingresos del petróleo y gas.

El informe evidencia la presión del rápido crecimiento de las economías emergentes en los recursos naturales, incluyendo la creciente dificultad de mantener del calentamiento global al seguir agotando las fuentes no renovables de energía.

[email protected]