México podría recuperar su atractivo entre emergentes, gracias al tono conciliador y sobrio que han mantenido el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador y su gabinete. Pero la cautela seguirá siendo predominante, anticipa Exotix Capital.

“En contraste con nuestra expectativa, los inversionistas se sienten tranquilos sobre las perspectivas de los grandes proyectos de infraestructura y la reforma clave del sector energético, y por el lenguaje conciliador que mantienen sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)”, consignan.

En un análisis sobre “El crucial medio año de la nueva administración”, el estratega Rafael Elias dice que fue la victoria contundente en las urnas y el tono conciliador del próximo gabinete, lo que ha dirigido la certidumbre de los inversionistas.

“En nuestro nuevo panorama no esperamos un cambio dramático en la dirección de la economía y confiamos que la luna de miel de AMLO con la comunidad de negocios continuará mientras el periodo de transición se desarrolla, a menos que proponga políticas regresivas, lo que no sería congruente con su posición tras las elecciones y su triunfo contundente”.

No obstante “aún creemos que la cautela seguirá como guía: es muy temprano para poder generar altas expectativas, pues muchas de las posturas actuales de AMLO implican retroceder en algunos de sus compromisos de campaña”.

Se refieren a las promesas de campaña de terminar con la corrupción, generar con ello ahorros equivalentes a 2% del Producto Interno Bruto (PIB), que contrastan claramente con el regreso de Marcelo Ebrard, como secretario de Relaciones Exteriores, tras haberse exiliado en Francia por la investigación contra él por los problemas de la Línea 12 del Metro, cuando fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

En busca de detalles

Otro factor de incertidumbre para los estrategas de Exotix, que le externaron inversionistas de Europa y Estados Unidos, es que no se conocen detalles de las políticas fiscal y económicas que planean ejecutar.

“AMLO ha dicho que los funcionarios del equipo de transición participarán en el desarrollo del Presupuesto para el año entrante, y que también incluirá elementos como el pago de las pasantías para jóvenes desempleados, duplicar las pensiones para las personas de la tercera edad y otros gastos destinados al alivio de la pobreza. Pero no ha explicado de dónde se fondearán”.

Acotan que ni AMLO ni su equipo han explicado cómo se financiarán estos programas, lo que les preocupa particularmente asumiendo que el presidente electo ha enfatizado que no van a subir impuestos, ni asumirán más deuda. “Esto sugiere que el dinero tendrá que provenir de recortes al gasto discrecional”.

Beneficio de la duda

Los estrategas que desarrollaron el análisis sostienen que “es muy temprano para otorgar una confianza absoluta sobre la administración de AMLO y su pragmatismo. Pero concede que será importante ver cómo se conduce con una mayoría en el Congreso, las políticas que planteará la nueva Legislatura y el mismo como presidente y la implicación para los mercados”.

“Es importante recordar que hubo muchas promesas durante campaña que efectivamente estimularon a la población que votó por él, y no cumplirles implicaría que pierda un poco del capital político con el que llegó”.

Exotix Capital es un banco de inversión especializado en economías emergentes, con oficinas en Londres, Nueva York, Lagos, África y Dubai.

ymorales@eleconomista.com.mx