En la agenda del Grupo de los 20 (G-20), México puso como la primera de cinco prioridades promover la estabilidad económica para lograr un mayor crecimiento mundial.

Expuso como razón que diversas economías alrededor del mundo están experimentando una desaceleración en su actividad económica y la confianza de los consumidores y productores se ha deteriorado.

Un requisito para que se restaure el crecimiento es la recuperación en la confianza del sector privado, para la cual es crucial la estabilización económica.

Ello debe complementarse con reformas estructurales que conduzcan de forma sostenible a un mayor crecimiento y empleo , se lee en el documento.

Este jueves y viernes los ministros de Economía y Comercio de los países del G-20 se reunirán en Puerto Vallarta, Jalisco, y en junio próximo se llevará a cabo la cumbre de líderes de este bloque en Los Cabos, Baja California Sur.

El G-20 es un foro de las 20 mayores economías del mundo, 19 países más la Unión Europea, donde se reúnen jefes de Estado, gobernadores de bancos centrales y ministros de Finanzas.

Las otras cuatro prioridades son: fortalecer el sistema financiero y fomentar la inclusión financiera; mejorar la arquitectura financiera internacional en un mundo interconectado; reforzar la seguridad alimentaria y mitigar la volatilidad de los precios de las materias primas, y promover el desarrollo sustentable, el crecimiento verde y la lucha contra el cambio climático.

Según México, el crecimiento requiere de una recuperación gradual en la disponibilidad de crédito, para lo cual se necesita contar con sistemas financieros lo suficientemente fuertes que, además, brinden servicios a los segmentos más pobres de la población .

La agenda pretende ser una guía para la preparación de seminarios, eventos y documentos a lo largo del año en que se celebrarán diversas reuniones del G-20.

Como parte de los objetivos se preparará un análisis sobre la relación entre la volatilidad en los precios de las materias primas y el crecimiento, así como recomendaciones para mitigar los efectos adversos que tiene esta incertidumbre.

Aun cuando la volatilidad en los precios de las materias primas ha disminuido en algunos periodos, los precios de los alimentos se han mantenido elevados debido al crecimiento insuficiente en su oferta, planteando problemas de seguridad alimentaria.

MÉXICO BENEFICIA A PAÍSES RICOS EN EL G-20: BRASIL

Brasil acusó a México de fijar una agenda desequilibrada que beneficia a los países desarrollados sin atender los intereses de algunas naciones emergentes en los trabajos de la reunión de ministros de Comercio y de Economía del Grupo de los 20 (G-20), que se celebrará el lunes y jueves en este destino turístico.

La agenda propuesta por los mexicanos no nos agrada y atiende esencialmente los intereses de los países desarrollados , dijo Valdemar Carneiro, subsecretario de Asuntos Económicos y Comerciales del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, a prensa de su país.

Argumentó que entre los resultados deseados del encuentro para México están: simplificar procedimientos aduaneros, remover otros costos innecesarios al comercio y promover la apertura de ciertos servicios.

Parece una agenda de la OCDE y no atiende los intereses de Brasil , lamentó Carneiro.

En respuesta, el gobierno mexicano rechazó la acusación y afirmó que la agenda no se elaboró unilateralmente por México, sino como resultado del consenso de las 20 mayores economías del mundo.

Fue una agenda consensuada por los ministros de Comercio y de Economía del G-20 e incluye el tema sobre cómo fortalecer las cadenas globales de valor , dijo Francisco de Rosenzweig, subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

Para Brasil, que fija altos aranceles a la importación de bienes industriales, enfrenta pérdida de competitividad en su sector manufacturero y tiene una moneda apreciada, la agenda del G-20 ignora la liberalización del sector agrícola, del cual es una potencia ese país.