Hay una posición favorable de la economía de cara al segundo semestre del año, pero no podrá cerrar el 2011 con un crecimiento de 5% como lo prevén los más optimistas, afirmaron analistas.

A decir de los expertos, la desaceleración que marcó el segundo trimestre del año será transitoria; sin embargo, la situación para México será más favorable sólo si las condiciones externas mejoran.

Gustavo Hernández, analista de Scotiabank, dijo que no han modificado sus pronósticos acerca de cerrar el año con un PIB de 4.3%, ya que prevén una desaceleración parcial con recuperación paulatina de la economía.

Al principio -recordó- se estaban previendo mayores tasas de crecimiento e incluso hubo quienes compraron el argumento de que podíamos alcanzar hasta 5%, pero seguimos sin ver ese panorama, matizó el especialista al destacar que Estados Unidos no ha mostrado una recuperación consistente en sectores como el manufacturero, construcción e inmobiliario.

Agregó que si bien el mercado interno avanza a buena marcha, el paso lo está marcando el entorno internacional.

SEGUNDO AIRE

Para analistas de Santander, en la segunda mitad del año la posición de nuestra economía es favorable, tendencia que podría mantenerse e incluso mejorar si las condiciones externas florecen.

Recordaron que para el caso de la inflación, los resultados en el primer semestre fueron mejores a lo esperado, mientras que las exportaciones parecen haber recobrado el paso. Estas condiciones se reflejaron en la creación de empleos en los primeros cinco meses del año.

De igual manera, Banamex recordó que la desaceleración se hizo presente en los últimos meses en línea con la economía mundial.

No obstante, comentó que mantienen su estimado de un crecimeinto en materia económica de 4.8% para este año, pese a revisión a la baja de la economía estadounidense.

[email protected]