A José María de la Torre, vocal ejecutivo de PensionISSSTE, invertir en mandatos no lo convence del todo y considera que se está exportando el ahorro de los trabajadores, en lugar de explorar mecanismos de apoyo a la industria local.

En entrevista, anuncia que PensionISSSTE contratará más agentes, abrirá nuevos centros de atención y diversificará más sus inversiones, todo esto con la finalidad de retener la salida de sus afiliados y otorgarles los mejores rendimientos.

A tres años de que PensionISSSTE se abriera al mercado de las afores, ha cedido más trabajadores de los que ha captado. A los afiliados no les ha importado que esta afore les retenga la comisión más baja del Sistema de Ahorro para el Retiro ni que les reparta las utilidades captadas durante el año. En el 2013 se repartieron 250 millones de pesos.

Opina que la salida de sus cuentahabientes se debe a que agentes de otras administradoras los traspasan, sin informarles que los están migrando a operadoras menos competitivas.

PensionISSSTE cobra la comisión más baja del mercado y es la única que reparte su remanente, ¿por qué la captación de afiliados no ha repuntado?

Se debe a que otras administradoras tienen fuerzas de promotores mucho más grandes. Actualmente tenemos 152 agentes promotores registrados ante la Consar, mientras que otras afores en promedio tienen 3,000 agentes.

Contra esos números resulta muy difícil competir, otro problema muy grande tiene que ver con la falta de cultura financiera que hay en el país, muy poca gente sabe el impacto que tiene dejar de percibir un buen rendimiento.

Muchos promotores no actúan con el rigor ético que nosotros pedimos a los nuestros, básicamente están engañando a la gente para que cambie su cuenta.

¿Con tan pocos agentes, cómo están ?en contacto con sus afiliados?

Una de las primeras acciones es aumentar nuestra fuerza de promotores, no a un nivel tan aberrante como el que tienen el promedio los competidores, creo que en el mejor de los casos, llegaríamos a 800 promotores. Inauguraremos un nuevo centro de lealtad. Hoy en día tenemos 43 centros de atención y esperamos que este número aumente a 100.

¿Se habían tardado en implementar estas estrategias?

En los tres años que se dieron a ?PensionISSSTE para abrirse al mercado no se tomaron medidas para prepararse para la competencia, por ejemplo, mejorar los centros de atención y un equipo de promotores bien constituidos.

Más de la mitad de sus recursos está en valores gubernamentales, ¿cambiarán eso?

En relación con la posibilidad de invertir en derivados y en materias primas, la Consar ya puso las reglas de cómo acceder a esa clase de activos, nosotros estamos trabajando para cumplir con los requisitos y poder invertir en ese tipo de activos.

¿Les interesa invertir en mandatos?

Creemos que hablar con un Mandatario supone exportar ahorro porque este administrador de activos es alguien que invertirá el dinero de los trabajadores en mercados donde por desconocimiento del mercado, la afore no puede realizar.

Al interior de PensionISSSTE no estamos tan convencidos de que México sea un país que deba exportar ahorro, creo que hay muchas oportunidades en México. Se ha expresado la necesidad de dotar de recursos financieros a las pequeñas y medianas empresas y creo que mañana los inversionistas institucionales tendremos que actuar en consecuencia y dotar a esas pymes de recursos. Corresponde a las autoridades abrir las puertas para tener acceso a esas oportunidades que existen en México, pero que hoy por el régimen de inversión no se nos permite.

¿Como cuáles instrumentos ?se necesitarían aprobar?

Existen muchas oportunidades en las pequeñas y medianas industrias que son explotadas por inversionistas foráneos y que por no tener un régimen de inversión que nos permita dirigir nuestro capital hacia allá, nos tenemos que conformar en invertir en lo que se nos permite.

¿Qué apertura en el régimen ?de inversión necesitan las afores?

Podrían permitirnos comprar acciones de empresas que no estén cotizando en la Bolsa Mexicana de Valores, pero que sí estén inscritas en algunas de las figuras de probable capitalización, y me refiero a las famosas empresas promovidas.