El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, dijo el lunes que si la Reserva Federal de Estados Unidos decide aumentar gradualmente sus tasas de interés este año, México debería seguir sus pasos.

La Junta de Gobierno del Banco de México elevó el 17 de diciembre la tasa de referencia en un cuarto de punto porcentual a un 3.25%, después de que la Reserva Federal subió el rango de la tasa de fondos federales a entre un 0.25 y un 0.50%, el primer aumento del tipo en casi una década.

NOTICIA: El ajuste monetario, contra una desordenada depreciación del peso

"Si van a subir las tasas de interés, yo creo que va a ser de manera muy gradual, y eso también debería hacer que nosotros tengamos que aumentar las tasas gradualmente", dijo Carstens en entrevista con Radio Fórmula.

NOTICIA: Para 2016, cuatro alzas de tasas en EU: Lacker

El funcionario señaló que este año, a pesar de que hay nubarrones para la economía como los persistentes bajos precios del petróleo, México podría crecer apoyado en la recuperación de Estados Unidos, su vecino y principal socio comercial.

"Lo más importante es que se consolide la recuperación de la economía de los Estados Unidos porque es lo que nos va a jalar y contribuiría a que se estabilizara el precio del petróleo", explicó.

NOTICIA: Las tasas en el país ya son altas: Concanaco

El Banxico tiene un pronóstico de crecimiento para la economía local de un rango de un 2.5 a un 3.5% en 2016, mayor a la expansión de un 1.9 a un 2.4% que estimó para el año pasado.

mac