México mantiene el único registro de inflación en los energéticos entre los 34 miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con una variación de 2.1% al mes de septiembre.

En el reporte mensual que trae como resumen la caída de los precios de energético empuja a la inflación anual OCDE al 0.4% , México mantiene la única fluctuación positiva anual.

Esta variación incluye precio de gasolina, gas y electricidad, entre otros. El registro de inflación en energéticos de México está muy por encima de la variación promedio de los países OCDE que en el mismo segmento fue negativa en 12.4 por ciento.

De acuerdo con la lectura de los expertos de la OCDE, la inflación anual de los países miembros desaceleró en septiembre desde el 0.6% anual registrado en agosto, por la caída persistente que mantienen los precios de los energéticos.

En agosto este indicador, los precios energéticos cayó 10.2% y en septiembre se prolongó el declive hasta los 12.4 puntos.

EU lidera desplome de precios

En el desagregado de la información, se observa que el registro más bajo de inflación energética en septiembre fue localizado en Estados Unidos, al promediar 18.4% negativo. Le siguen el registro de Corea (-15.3%) y Luxemburgo (-12.54%).

Pero absolutamente todos los países miembros, excepto México, registraron datos negativos en la variación de precios de este insumo.

La Fed ha identificado a la baja inflación de Estados Unidos, como uno de los límites para retirar la política expansiva en el objetivo de su tasa. Y claramente en las minutas del Comité de Mercado Abierto (FOMC), señala a los energéticos como el fenómeno que ha atajado la normalización de los precios generales rumbo al objetivo de 2 por ciento.

Tercero en inflación general

Al hacer el comparativo del registro inflacionario en los 34 países OCDE, también se ubica México por arriba del promedio que fue 0.4 por ciento.

La variación del INPC se encuentra entre las cinco más altas de la membresía, debajo apenas del líder, Turquía (7.9%); Chile (4.6%) y México (2.5%).

Esta variación anual del índice mexicano a septiembre, es seis veces el promedio general de los países OCDE y está lejos del registro de Suiza, negativo en 1.9 por ciento.

Alimentos también por arriba

El reporte de la OCDE también desagrega el registro a partir de la inflación en los alimentos. Ahí también queda el indicador de México muy por arriba del 1.4% promedio de los países de la Organización.

El registro mexicano resultó de 2.9% en septiembre a tasa anual, según la métrica de la OCDE, con lo que se orienta como uno de los siete indicadores más altos de la membresía.

Pero está lejos del líder de la OCDE en inflación de los alimentos, que resultó Turquía con una variación de 10.7% anual.

mfh