Dentro de las fortalezas de México que permiten que el país se mantengan en la visión del mundo están la certeza, estabilidad política y macroeconómica, aseguró Juan Pardinas, director del Instituto del Instituto Mexicano de la Competitividad (Imco).

En el marco de la novena Convención Nacional de La Red de la Gente, el directivo mencionó que el reflejo de esta estabilidad es el crecimiento de la clase media, la cual está solicitando crédito para consumo y la adquisición de bienes inmuebles.

Destacó que en tan sólo hace 12 años, 14% de los jóvenes podía acceder a la educación, y 12 años después la cifra aumentó a 25%, reflejo de una población más educada y con mayores recursos económicos para sostener la educación superior de un miembro de la familia.

Sin embargo, la banca en México tiene mucho que hacer para generar prosperidad a través del otorgamiento del crédito, ya que aún es muy bajo para el potencial que tenemos en la economía , dijo Pardinas.

Consideró que si bien es positivo que el sector bancario en México esté sólido y con una fortaleza de las mejores en el mundo, esto debe de reflejarse en una mayor penetración del crédito en la economía.

La falta de un mayor nivel de penetración del crédito en las empresas por parte de la banca puede ser una gran ventana de oportunidad para las microfinancieras, las cuales pueden hacer carne más al sector empresarial pequeño y mediano , aseguró el ejecutivo.

Consideró que otra de las debilidades del país es la dependencia que tiene el gobierno federal y los estados de la venta del petróleo, dado que el mercado está cambiando hacia una mayor diversificación de proveedores.

Destacó que el país se encuentra en una encrucijada, donde por un lado, 30% de los ingresos federales proviene de la venta petrolera, la cual disminuye debido a la diversificación del mercado y no se ha llevado a cabo una reforma energética y fiscal que permita recaudar más recursos para el sector público.

[email protected]