México se encuentra preparado para enfrentar repercusiones de una crisis financiera derivada de los problemas de deuda griegos, afirmó el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens.

Aseguró que las autoridades financieras se han cerciorado de que los bancos españoles que operan en el país tengan independencia financiera de sus matrices, por lo que están en muy buenas condiciones para enfrentar lo que sucede. Sin embargo, en San Lázaro advierten que hay que estar alertas.