A pesar de la volatilidad que viven los mercados financieros, México cuenta con las condiciones para presentar un sólido crecimiento en los próximos años, aseguró Oscar Vela Treviño, titular de la Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El país tiene un buen marco macroeconómico, un tipo de cambio sólido, una inflación baja y las reformas estructurales que permitirán detonar el crecimiento económico , dijo durante su participación en el XXV aniversario de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF).

Indicó que el país deberá enfrentar tres principales retos para mantener la estabilidad económica del país.

En primera instancia, expuso, las constantes caídas del precio del petróleo y de los commodities.

En el caso de México, una de las cosas que están pasando gracias a la reforma fiscal es el mejoramiento de los ingresos tributarios y cómo va disminuyendo la dependencia de los ingresos petroleros sobre las finanzas públicas , comentó.

Como segundo reto mencionó el aumento de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal, el cual podría ser en diciembre.

Esto podría significar buenas noticias para el país, pues de incrementarlas significaría un crecimiento por parte de Estados Unidos y por tanto de México, ya que somos el principal socio comercial de ese país , añadió.

El tercer reto, dijo, son las expectativas de crecimiento a nivel mundial, las cuales se están revisando a la baja debido a que las economías emergentes como China, Argentina y Brasil están mostrando un lento dinamismo de su economía.

Vela Treviño insistió en que si bien existe un entorno complicado, México está preparado debido a la política fiscal que mantiene y el bajo déficit que se propuso para el 2016; así como una tasa baja de inflación.

Destacó que el país cuenta con reservas internacionales robustas que se podrían complementar con la línea de crédito flexible del Fondo Monetaria Internacional (FMI).

En caso de que una volatilidad impusiera retos adicionales a los mercados se utilizaría este crédito del FMI , detalló.

Con respecto a lo anterior, añadió que ello significa buenas noticias para la industria aseguradora y afianzadora, en especial por las inversiones que se percibirán de la Ronda Uno.

La próxima inversión de la ronda cero se establece como forma alternativa el uso de las fianzas que logre garantizar el cumplimiento de los contratos; mientras que las aseguradoras participarán en la protección financiera de infraestructura y equipo , aseveró.

En este sentido, Norma Rosas, presidenta de la CNSF, acotó que mientras la economía mexicana presente altos niveles de crecimiento, el sector asegurador tendrá una mayor participación como proporción del Producto Interno Bruto (PIB).

Destacó que en los últimos 30 años, mientras la economía mexicana crece 2.5%, el sector asegurador lo hace al triple con alrededor de 9 por ciento.

Si la economía mexicana registra crecimientos altos, para el 2030 el sector asegurador podrá representar 3.8% del PIB. Si la economía crece a niveles de 5%, entonces nosotros tendríamos una penetración de 5.1% del PIB .

Refirió que el sector asegurador ha mostrado una recuperación, dado que en este tercer trimestre del año las 104 aseguradoras que integran el mercado mostraron un crecimiento de 8.2% respecto de lo que presentó en el 2014.

Reconoció que para que las personas tengan un mejor acceso a los seguros es necesario mejorar la distribución de los ingresos.

[email protected]