México y Chile son los únicos países miembros de la OCDE a los que se les ha ratificado su calificación financiera, en un momento en que la de varios países de la Organización ha sido degradada o se les ha puesto en observación negativa.

No obstante, analistas de calificadoras como Standard and Poor’s (S&P) descartan elevar la nota soberana de los títulos mexicanos, que se ha mantenido en BBB desde octubre del 2009, por la vulnerabilidad de los ingresos públicos y el limitado crecimiento económico que ha mantenido el país en los últimos 10 años.

En conversación con El Economista, Lisa Schineller, directora de Calificación Soberana para México en la agencia, explicó que hay más riesgos a la baja que a la alza en el panorama financiero de México.

Tienen altas vulnerabilidades fiscales, particularmente en la estructura de su sistema tributario que no ha cambiado en lo medular. Los ingresos tributarios son poco más altos que en el 2007, pero no lo suficiente en términos comparativos con los países que están en este grado de calificación del BBB , aclaró.

De acuerdo con la analista, el gobierno mexicano registra ingresos públicos anuales que promedian 19% del PIB. Mientras la media de los más de 19 países con quienes coincide en la calificación inscriben 35% del Producto.

México no tiene una base baja de ingresos públicos, pero en particular el hecho que sus ingresos dependan más del petróleo genera vulnerabilidad , observó.

HASTA LA PRÓXIMA ADMINISTRACIÓN

La analista reconoció que podrían subir la calificación de México si se logran enviar señales de fortaleza para las finanzas públicas y si se sientan bases de dinamismo en el crecimiento de la economía.

Podría ocurrir si la próxima administración aplica políticas que fortalezcan la base de ingresos no petroleros del gobierno y si se alienta una mayor inversión interna , aclaró.

Sobre el hecho de que países miembros de la OCDE como Italia o Irlanda tienen deudas públicas mucho más grandes que la nuestra, evidenció primero que ambos países sufrieron recientemente una degradación importante desde la calificación AA que tenían. Temporalmente se encuentran en el mismo escalón que México, refirió.

DIFERENCIA EN LA RIQUEZA

Hizo énfasis en que la gran diferencia con nosotros no es sólo la deuda. Aquellos países tienen niveles de riqueza más altos que México y una flexibilidad en sus políticas públicas que otorga una expectativa más positiva de crecimiento, evidenció.

Para muestra, precisó que el crecimiento económico promedio de México en los últimos 10 años fue de 1.3%; mientras Brasil creció a 4% promedio; Panamá lo hizo a un ritmo de 8%, y Perú a 7% promedio.

Lisa Schineller finalizó detallando que la calificación soberana se establece en función de un conjunto de factores y valoraciones, que incluyen la deuda pública, el déficit fiscal, los ingresos gubernamentales y el crecimiento económico entre otros. Pero también agrega elementos como la flexibilidad de políticas económicas y es un terreno donde México aún tiene importantes debilidades.

México no tiene un base baja de ingresos públicos, pero genera vulnerabilidad que dependan del petróleo .

LISA SCHINELLER,DIRECTORA DE CALIFICACIÓN SOBERANA PARA MÉXICO DE S&P.

1.3% creció la economía de México en promedio durante los últimos 10 años.

4% creció la economía de Brasil en promedio durante la última década.

[email protected]