La estabilidad y la confianza en la economía mexicana ha propiciado una visión positiva para su crecimiento durante los próximos años y ha posicionado al país como un destino seguro para el capital, destacó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Es cierto, señala, que algunas economías de América Latina muestran síntomas incipientes de sobrecalentamiento, al presentar un crecimiento por encima de su potencial y dadas las excesivas medidas estimulantes, pero México no está en esa lista.

Aunque los riesgos existentes no son sistémicos ni prenden focos rojos, es menester estar atentos y llevar a cabo la agenda pendiente , subraya.

En el Informe Semanal de su Vocería expone que México se encuentra hoy en una posición de relativa estabilidad macroeconómica, sin desequilibrios externos y financieros, baja inflación y de tasas de interés, tipo de cambio fuerte, mientras que la actividad productiva goza de bastante confianza tanto externa como internamente.

Esto, argumenta, gracias al esfuerzo realizado en los últimos años para mantener la disciplina fiscal y el orden en el endeudamiento público, junto con la disponibilidad de recursos para hacer frente a contingencias, como reservas internacionales y Línea de Crédito Flexible.

A pesar de los riesgos que todavía enfrenta la recuperación global y de los retos internos, este escenario de estabilidad y confianza se está traduciendo en mayores montos de Inversión Extranjera Directa (IED), señal de que vamos por el camino correcto .

La dependencia destaca que así lo muestran los más recientes estudios elaborados, por separado, por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En su informe La inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe 2010 , la Cepal reportó que la entrada de recursos por IED en la región superó los 112,000 millones de dólares, un aumento anual de 40%, lo que significó el mayor crecimiento en el mundo y el tercero más alto de la historia.

En particular, los flujos de IED a México retomaron la senda del crecimiento y alcanzaron los 17,000 millones de dólares el año pasado, 17% más que en 2009 y equivalentes al 15.7% del total de IED en la región, manteniéndose como el segundo mayor receptor de América Latina, luego de Brasil.

El organismo regional estimó que para 2011 la IED en la región podría elevarse de 15 a 25% (entre 17 y 28 mil millones de dólares), en tanto que algunos analistas estiman que México recibirá por este concepto alrededor de 20 mil millones de dólares

.

Por su parte, el FMI indicó en su informe Perspectivas Económicas: Las Américas que América Latina podría cerrar este año con un crecimiento de 4.7% en promedio, pero advirtió de los riesgos de un sobrecalentamiento para algunas economías.

Para el caso de México, según el informe, la recuperación se afianza gracias a la favorable evolución de la economía estadounidense y al reciente repunte de la demanda interna. Así, el organismo financiero proyectó que en 2011 el crecimiento de México será de aproximadamente 4.6 por ciento.

apr