El director general del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), David Penchyna Grub, aseguró que México debe seguir siendo un país de libertades y derechos, pues estas condiciones tomaron largo tiempo alcanzarlas.

Al inaugurar la Cumbre 2018 del organismo, indicó que las libertades y derechos implicaron vivir revoluciones e invasiones, y se construyeron a partir de las instituciones, del disenso, la pluralidad, el consenso y de las reformas como las implementadas en la actual administración federal.

Puntualizó que bajo esta premisa, el Infonavit “ha sido derecho y ha sido libertad, institución y pueblo, y a la vez ha sido tripartismo y consenso, fuerza y hazaña”.

Señaló que México demanda que se cierre la brecha entre ciudadanos, entre unos y otros, donde la vía institucional es la mejor manera de cumplir con esa exigencia, y debe cerrarse con la estabilidad económica que tanto costó construir, con crecimiento y derechos tangibles, y las libertades económicas conseguidas.

Penchyna Grub manifestó que en la coyuntura, la catarsis democrática de un pueblo no debe poner en riesgo el futuro ni esa patria de libertades que se ha construido.

Refirió de cara al tripartismo alcanzado entre el sector obrero, patronal y gobierno, en la actualidad, el Infonavit es un órgano más fuerte, útil y cercano a la gente.

Ante el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, el funcionario citó como ejemplo de su fortaleza, el hecho de que el organismo haya cerrado 2017 con el mejor rendimiento nominal de la Subcuenta de Vivienda en los últimos 13 años.

“Administramos más de un billón de pesos del ahorro de los trabajadores, equivalente ya a la cuarta parte del Sistema del Ahorro para el Retiro (SAR), y de 2012 a la fecha, durante su administración, señor presidente, le hemos enterado a 1.7 millones de mexicanos pensionados más de 81 mil millones de pesos”, dijo.

Agregó que tan solo en este sexenio se ha pagado un rendimiento a la Subcuenta de Vivienda de los trabajadores de más de 317 mil millones de pesos, por lo que “hoy podemos probar con hechos lo que soñaron muchos: vivienda también es ahorro, esa es una realidad”.

El titular del Infonavit subrayó la solidaridad del organismo ante los eventos fortuitos, y tras los sismos de septiembre de 2017 se comprometió a derramar más de dos mil millones de pesos en 10 medidas extraordinarias que adoptó el Consejo por unanimidad, y que iba más allá de su responsabilidad legal.

“Hoy podemos informar que hemos canalizado más de tres mil millones de pesos en atender las necesidades de los derechohabientes y acreditados afectados, que los acompañamos en su dolor con hechos, y que hoy podemos verlos a la cara y estar en paz con ellos", apuntó.

Expuso que el instituto hoy en día es más útil para los derechohabientes, al haber rediseñado el crédito hipotecario que por muchos años le caracterizó y con cuya acción también logró relanzar un programa de mejoramiento a la vivienda.

Como resultado de esta transformación, el Infonavit otorgó el año pasado 533 mil 800 créditos, es decir, 68,000 más que la meta anual propuesta, “y con una derrama económica superior de 80,000 millones de pesos, a lo que nunca habíamos invertido en México”, sostuvo.