La economía mexicana va por buen camino y aprendió de las anteriores crisis a ser más prevenida pero el país necesita crecer aún más para crear más empleos, consideró hoy el secretario general de la OCDE, José Angel Gurría.

En entrevista con Notimex, el responsable de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) destacó que la economía nacional está en una envidiable situación "estable" en plena crisis mundial pero tiene pendientes.

" México tiene estabilidad de precios, una deuda como de la mitad del promedio de la deuda de la OCDE como porcentaje del PIB, un perfil de deuda de muy largo plazo, que hoy contrata deuda a un costo por debajo de muchos países de Europa", elogió Gurría.

En una de sus primeras entrevistas del año, también destacó que a México, "le mantuvieron el rating" las tres grandes calificadoras estadunidenses mientras que a otros países se lo bajaron y que "el país sigue creando empleos" cuando en otros se pierden diariamente.

Sin embargo, el ex secretario de Hacienda y ex canciller de México señaló que "la contrapartida de las buenas noticias es que no hay que crear medio millón de empleos, sino un millón" en el país.

Y de acuerdo a Gurría, el crecimiento económico actual de México, y el previsto para este año, del orden del 3.5% según el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, no es suficiente para crear un millón de empleos en el país.

"Habría que moverse a una velocidad de crecimiento más parecida a la que tiene la India o por ahí, crecer un cinco o un seis" por ciento de Producto Interno Bruto (PIB) anualmente, estimó.

"Hay que crecer más para crear más empleos. Y para crecer más, sin presiones de precios, lo que tienes que hacer sobre todo es trabajar en los temas estructurales como educación, competencia, innovación, crecimiento verde, flexibilidad laboral y el I+D", subrayó.

"Eso toma mucho tiempo sí. Pero México no tiene problemas de competencia, de cortafuegos y le está pegando el hecho de que haya problemas en Grecia, contagio con España e Italia y de que los bancos no terminan de capitalizarse", dijo el secretario general de la OCDE.

" También le está afectando que una economía como la de Europa no crezca y que la de Estados Unidos crezca poco", añadió Gurría, quien la semana pasada participó en el 42 foro Económico de Davos, Suiza.

"A una economía como la mexicana con decenas de tratados de libre comercio, que está totalmente conectada al sistema eléctrico, si la red baja el voltaje o se apaga le toca también", explicó.

De acuerdo al secretario general de la OCDE, que agrupa a la treintena de economías más ricas del planeta, "el país se está defendiendo mucho mejor" de la actual crisis global porque aprendió lecciones de las malas experiencias pasadas en crisis anteriores.

"México se está defendiendo mucho mejor porque ya tuvo crisis en el pasado y aprendió por la mala y hoy está mucho más preparado. Y algo más importante, hay una cultura" contra riesgos, subrayó.

"Si hoy un presidente propone un déficit, el congreso lo para. O si dos partidos que tienen la mayoría quieren proponerle un déficit, lo veta el presidente, los mercados, las universidades, los periódicos, todo el mundo", resaltó Gurría.

"Porque ya sabemos las consecuencias: inflación, devaluación, fuga de capitales, pérdida de confianza, aumento del costo país, ya lo vivimos y no solo una vez. Nos tropezamos con la misma cáscara de plátano como tres veces, entonces ya sabemos", reiteró.

Cuestionado por la contienda electoral y por una receta económica para el futuro gobierno, Gurría expresó su deseo de que "al menos dos de los tres principales partidos" alcancen un acuerdo sobre "una agenda mínima" de cuatro o cinco temas y reformas para el país.

"Una agenda que nos permita, primero tomar las decisiones, legislar. Sería una señal, un mensaje, un lenguaje de decir en México estamos conectándonos con el resto del mundo para ser más competitivos, tener más empleos, porque el entorno no es muy conducente a ello", dijo.

Se trataría de "mantener estabilidad macro" pero sobre todo de impulsar "la reforma fiscal, la educativa, la de la energía y la laboral y otras cosas menores que siguen pendientes", apuntó.

"Los vecinos no están ayudando mucho. Muchas locomotoras están en el taller así que tenemos que hacer esos cambios, ahora con doble urgencia, porque el ambiente es poco propicio. Ya se hicieron cosas como la ley de competencia lo que demuestra que sí se puede", dijo.

RDS