México llegará a la cumbre de jefes de Estado del Grupo de los 20 (G20), con una de las economías menos dinámicas del grupo, apenas librando las recesiones que estarán protagonizadas este año por Argentina (-0.7%) y Turquía (-2.1 por ciento).

Si se listaran los países del G20, según las expectativas económicas del banco de inversión Barclays, México quedaría al fondo con una expansión estimada de 0.5%, apenas rebasando a Italia, para quien anticipan un crecimiento nulo (0) y a Sudáfrica, a quien ven apenas con un PIB de 0.2% para este año.

A escasos tres días de que inicie la cumbre de jefes de Estado del grupo, donde México estará representado por el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, y de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, llegarán cargando el segundo mayor recorte de expectativas de un banco de inversión internacional respecto del conglomerado del G20, de 70 décimas de punto, apenas debajo del de Turquía, quien tuvo el más amplio ajuste, de 1.2 puntos.

Esta semana Barclays pasó la tijera a sus pronósticos para cinco países del grupo: México, Perú, Brasil, Australia y Turquía. Y advierte que los riesgos son a la baja.

Perfil de riesgos

Los secretarios Urzúa y Ebrard, los únicos funcionarios de su rango entre los jefes de Estado, llegarán a la Cumbre con un equipaje cargado de advertencias y riesgos advertidos por estrategas de Barclays, Oxford Economics y Pantheon Macroeconomics.

En Barclays señalan que existe el riesgo de una desaceleración más prolongada de la prevista por el mercado.

En Oxford Economics concuerdan en que el PIB podría crecer por debajo de 1% este año, ante las contracciones de los sectores de agricultura y servicios que muestran las cifras del Indicador Global de la Actividad Económica de abril.

Pantheon Macroeconomics destacó la desaceleración del consumo interno que evidencia desaceleración de la confianza para gastar.

Todos destacan que persistan las malas noticias de las calificadoras para Pemex, que podrían generar recortes adicionales en su calificación y motivar una intervención financiera mayor por parte del gobierno, lo que en un proceso de desaceleración como el que se anticipa, sería un riesgo.

En el comparativo del desempeño económico del primer trimestre, China destacó con una expansión anual de 6.4% y en el fondo de la actividad se ubicó Turquía, con una contracción de 2.8 por ciento. Desde el primer trimestre, México se ubicó entre las economías menos dinámicas con un avance de 0.2 por ciento.