México tiene viabilidad presupuestal y financiera en el corto, mediano y largo plazo, lo que le permite mantener el pronóstico de crecimiento de 4.1% para 2010, afirmó hoy aquí el secretario mexicano de Hacienda, Ernesto Cordero.

Al intervenir en la III Reunión de Ministros de Hacienda de América Latina y el Caribe, que se realiza en la capital peruana, Cordero dijo que a México 'se le está distinguiendo (en el mundo) como un destino seguro para la inversión'.

Aplica medidas para superar crisis

'México, al igual que muchos países latinoamericanos, tuvo una muy activa y agresiva política contra-cíclica', indicó el funcionario mexicano al explicar que se aplicó un paquete de medidas que involucra 2.0% del Producto Interno Bruto (PIB).

Sostuvo que las políticas que implementó México el año pasado 'muestran que a pesar de que la caída económica fue muy severa, de 6.0%, logró salir bien librado' de la crisis.

Caída es menor a la de 1995

Cordero aseguró además que el impacto en la pérdida de empleos 'afortunadamente no fue tan severo. Tuvimos una caída de 3.0% y asimismo la caída en inversión no fue tan severa ni tampoco el aumento de mexicanos en condiciones de pobreza'.

'Eso es si comparamos los efectos de la crisis de 1995', cuando una crisis económica internacional similar a la del año pasado generó niveles de desempleos de 6.0&, mientras que en el 2009 la tasa fue cercana a 4.0%, anotó.

Agregó que mientras en 1995 la crisis tuvo como consecuencia que 15 millones de mexicanos cayeran en condiciones de pobreza, en el 2009 fue una tercera parte de esa cifra.

'Hace década y media la caída en la inversión fue de más de 20% y en el 2009 de 8.0 por ciento. De esta manera se demuestra que la política contra-cíclica fue efectiva', apuntó Cordero.

Momento para avanzar

Según el secretario de Hacienda, en este momento 'es importante (en México) seguir manteniendo los niveles de inversión en infraestructura y en programas sociales, al mismo tiempo de mantener orden en las finanzas públicas y presupuestos equilibrados'.

El funcionario mexicano aclaró, sin embargo, que la economía de su país no está exenta de riesgos por efecto de la actual crisis financiera en Europa.

'Esperamos que si bien se está generando algo de turbulencia e incertidumbre, la situación será atendida de manera oportuna como lo están haciendo los países que anuncian programas de ajuste fiscal, como España que anunció el programa de ajuste fiscal', dijo.

Expresó, en ese sentido, su confianza en que 'los países pongan en orden sus finanzas públicas, que retornarán a la ruta de la viabilidad económica y financiera en esos países y que el impacto en el continente americano, en particular en México, no será mayor'.

RDS