El FMI recibió el compromiso de la zona euro y de una veintena de países para aumentar sus recursos en más de 430,000 millones de dólares. "Esto implica doblar los recursos del FMI para preparar a esta institución para sostener acciones locales, en Europa y en otras regiones del mundo", celebró Calderón en un discurso ante la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Washington.

Sin embargo, este incremento sustancial de los recursos del Fondo se logró "lamentablemente sin el apoyo de Estados Unidos", precisó el mandatario.

"Yo no digo que ustedes (los estadounidenses) no ayuden, el Departamento del Tesoro hace mucho", agregó. "Pero somos muy conscientes de que el gobierno estadounidense enfrenta numerosos obstáculos políticos".

Washington considera adecuados los fondos de la institución internacional de préstamo. La mayoría republicana que asumió en la Cámara de Representantes en enero de 2011 rechaza subir los aportes, una postura que también sostiene el gobierno de Obama.

Calderón se mostró optimista con respecto a la cumbre del G20 que tendrá lugar el 18 y el 19 de junio en la localidad mexicana de Los Cabos y dijo "que la solución está a la vista, veo el final del túnel".

Yo espero que en Los Cabos estemos en condiciones de anunciar buenas noticias para la economía mundial, ya sea en términos de recursos, de una nueva arquitectura financiera o de las perspectivas para la seguridad alimentaria y las energías renovables", destacó el presidente mexicano, cuyo mandato termina en diciembre.

RDS